viernes, 31 de diciembre de 2010

Practicidad

sófiα ·• dice (23:09):
*no sabés la que ideé cuando estaba en Pinamar
*hoy les conté a Escarbadiente y Sun, se cagaron de risa pero se coparon

Zanahoria dice (23:09):
*a ver (es fija qe cuando estabas allá nos imaginabas todo el tiempo)

sófiα ·• dice (23:09):
*jajajaja OLVIDATE
*pensé en tomar prestado (robarnos) un changuito del super, y llevar ahí el morfi
*sabés lo que son las compras para siete personas boluda? te la regalo caminar 3 caudras con eso

Zanahoria dice (23:10):
*JAJAJJAJAJA QUEEEEEEEEEEEEEEEE
*JAJAJAJAJAJAJJAAJAJAJJAJAAJJJAJAJJAJAJAJAJJ
*AJAJJAJAJAJAAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJ

sófiα ·• dice (23:10):
*es buenísima!

Zanahoria dice (23:10):
*AJAJAJJAJAJAAJJAAJ
*yo te aclaro que ni en pedo voy con el carro a hacer las compras
 *a lo sumo dormire ahí cuando no me dejen entrar a una habitación

sófiα ·• dice (23:10):
*es la mejor idea de todo el 2010
*olvidate, yo sí

sófiα ·• dice (23:10):

*es así
*vamos al disco, porque los carros del disco están afuera y los podes robar fácilmente
*y nos vamos al supermercado san josé
*entramos con nuestro changuito
*y nos llevamos nuestro changuito

Zanahoria dice (23:11):
*pero van a pensar qe te lo robaste!
*jajajajjajajajja
*lloro

sófiα ·• dice (23:11):
*Acá viene lo bueno! si alguien nos dice algo del chango, le muestro: ES DEL DISCO!

Zanahoria dice (23:11):
*jajajajajajajaja

sófiα ·• dice (23:11):
*ASÍ QUE NO ME ROMPAS LAS BOLAS

Zanahoria dice (23:11):
*JAJAJJAJAJAJAJJAJAJAJJAJAJAJAJJAJAJJAJAJAJA

sófiα ·• dice (23:11):
*y vamos y venimos con nuestro chango
*y cuando sea 31 lo devolvemos
*es un préstamo

jueves, 30 de diciembre de 2010

Ayer a la tarde

...iba caminando rumbo a una fábrica de mallas con Escarbadiente y Sun, cuando de repente vimos un cascote explotar contra el suelo, justo delante de nuestros pies.
Señores, nos tiraron una piedra. ¿Qué carajo le pasa a la gente?

miércoles, 29 de diciembre de 2010

z z Z

Son las siete am, me encuentro sumida en un descanso profundo. De repente siento que empiezo a ascender por el pozo sueñeril en el que me encuentro. Cada vez más y más alto. Estoy levitando, pero me siento un poco incómoda. ¿Qué podrá ser? Cada vez mi sueño se vuelve más superficial, estoy casi en la salida; Pero hay algo que me está molestando. Es cada vez más insoportable, no lo puedo tolerar.
De repente estoy despierta. Me pregunto por qué estoy despierta, si parece ser muy temprano. Escucho leves movimientos en la casa, es mi padre que se está yendo a trabajar. ¿¡Son las 7 de la mañana!? Jesús, los odio a todos. Aborrezco despertarme en la mitad de la noche, y más al comienzo de la mañana.
En un segundo entiendo todo. La clave es escuchar ese ronquido infernal proveniente de la cama que se encuentra a dos metros de la mía, en la cual yace mi hermanita de 11 años. Con la cabeza todavía llena de sueño, la puteo mentalmente. ¿Cómo puede ser que esa criatura pueda roncar tanto?
Me levanto abombada por el sueño, y la zamarreo. Es algo que -casi- siempre funciona; Pero hoy parece no ser el caso. Le tapo la nariz, la cambio de posición, ¡Sos un tronco, no podés seguir durmiendo con todo lo que estoy haciendo! Se despierta y me putea. Le digo que deje de roncar, me dice que no puede porque tiene la nariz tapada, que me deje de romper las pelotas. Enojada me acuesto nuevamente, para volver a escuchar ronquidos en 2 minutos. ¿Cómo puede ser que, encima, se duerma tan rápido? Me levanto sigilosamente y antes de que le pueda poner un dedo encima me dice ¡dejate de joder!
Vencida, agarro mi almohada y me retiro a la habitación de arriba -la cual carece de persianas- y me acuesto en el colchón que está tirado en el suelo. De repente, sol en cara. La puteo una vez más, y me doy media vuelta y me duermo.

lunes, 27 de diciembre de 2010

I'm back in town

Luego de unas levemente aburridas vacaciones junto a la flia y los abuelos maternos, he regresado.
Obviando la ya mencionada paupérrima navidad, poseo algo más para quejarme esta vez.

No sé si la gente suele veranear en el mes de Diciembre; Yo lo hice casi toda mi vida por preferencia de mis progenitores. Solíamos tener una casita en Valeria del Mar a la cual  nos íbamos a principios o mediados de dicho mes, para pasar las fiestas allá junto con la familia pinamarense.
De todos los años que fui (y tengo memoria), jamás de los jamases vi que la ciudad esté "armada" -por decirlo de alguna manera- para los turistas. Recién a mediados de Diciembre, a poquísimos días de las fiestas, los obreros se ponen en campaña para plantar las florcitas, hacer las fuentecitas, armar los standcitos y demás cositas estupiditas que uno suele ver en las vacaciones. Al llegar este año, lo primero que noté fue los típicos stands de autos sobre la Av. Bunge, que estaban completamente sin armar. A los dos días, la mayoría ya estaban casi contruidos; Y a los tres o cuatro días, finalizados en su totalidad.
En la rotonda principal, donde históricamente hubo un árbol de navidad gigante adornado con luces de colores, ahora había escombros. Días más tarde me di cuenta que estaban haciendo una fuente de cemento, que como no podía ser de otra manera, desentona totalmente con el lugar.
Además, debo decir que pareciera que el horario de los trabajadores es de 10 de la mañana a 4 de la tarde, digamos que se rascan bastante las pelotas. Me he levantado a las 8 de la mañana para ir a la playa, y había poco y nada de gente trabajando; Pero después se los veía sufrir al mediodía, todos en cuero y mostrando las rayas de sus culos. ¡Bombón, si no querés cagarte de calor empezá a laburar más temprano!
El colmo fue cuando, en el centro, vi a gente colgando guirnaldas navideñas de unas columnas, siendo que era 23 de Diciembre a las 11 de la noche.  ¿Me estás gastando? ¡En cualquier shopping empiezan en Octubre con la decoración muchachos!

Me rompe soberanamente las pelotas irme de vacaciones y tener a un tipo en cuero, mostrando la raya y martillándome al lado mientras yo meriendo con mi familia en algún café. Está todo bien, sé que están laburando y me parece correctísimo; Pero no puede ser que ya haya empezado la temporada y vos todavía me estés con el martillito loco. En lo que a mí respecta, me importa absolutamente nada que la ciudad esté preparada o no, no me fijo en las apariencias; Pero lo que sí me molesta es que la gente no haga las cosas cuando debe, y por ende perturbe a los demás. Laburás solamente 3 meses al año, organizate y tené todo listo para la gente que llega en busca de paz, no de rayas vistosas y panzas sudorosas la re concha de tu madre.

sábado, 25 de diciembre de 2010

Crónica de la navidad más aburrida de tu vida.

Me despertó un mensaje de Martín, un eterno no-novio, a la una y cinco de la mañana. Decía te quierrrrrrrrrrooooooooooooo. Era la una y cinco de la mañana y yo ya estaba durmiendo.

viernes, 24 de diciembre de 2010

Feliz navidat

Espero que lo pasen muy lindo.
Por mi parte seguramente esté durmiendo antes de la 1 am. iuju!

jueves, 16 de diciembre de 2010

La segunda vez que me robaron

La historia de mis robos constará de tres capítulos 
porque tres fueron los robos ocurridos
a lo largo de toda mi corta vida
¡enjoy!
Habiendo pasado poco más de un año de mi primera experiencia ladronil, era yo una criatura un poco más avispada, pero todavía me faltaba mucho como para reconocer a un malhechor a la distancia -cosa de la que soy capaz hoy día. 

Primer domingo de octubre a la mañana, día de la madre. Eran aproximadamente las 11 am. cuando decidí salir a pasear a mi perra. Mp3 y correa de perro en mano, salí a dar un par de vueltas para alegrarle un poco la existencia al inútil animal que tengo por mascota.
Paso a describir la condición de la indumentaria que llevaba ese día: 
 - Joggineta que supo ser roja en sus épocas mozas.
- Remera color mostaza con letras en marrón que decía "sensuality" ¡jesús!
- Converse negras, desatadas, rotas.
A ésto, sumémosle un caniche toy no cuidado, que parecía más un trapo de piso que un peluche. 
Bajo estas circunstancias de vestimenta, un hombre de aproximadamente 1 m. setenta y algo, de tez oscura, pelo negro, anteojos, gorra, pantalon rollinga negro, y remera y morral también negros, empezó a perseguirme sin que yo me percatara. 
Iba yo muy entretenida caminando al son de la música -como quien vive en una película- cuando me di cuenta que no debía faltar poco para que se vaya la familia a almorzar a lo de mis abuelos, por lo que decidí regresar. En ese preciso momento empecé a notar que el susodicho me perseguía; Ya me había dado cuenta que venía caminando detrás mío, pero no le di importancia porque supuse que estaba yendo a algún lado. Ahora que lo pienso, creo que ese robo fue el más evidente de toda la historia.
Empecé a caminar más rápido para alejarme, pero él hizo lo mismo. Doblé en dirección a mi casa, solamente estaba a tres cuadras de mi domicilio, así que me pensé a salvo. 
Todo pasó en un segundo. Se adelantó un paso, y ahí ví que tenía algo en la mano. Era una navaja. Frenó de repente y me acorraló contra un rincón en una casa. Susurrando "dame toda la plata", me apuntó a la panza con esa navaja increíblemente grande. Presa del terror, y todavía escuchando música me paralicé completamente. Me sacó el Mp3 de un tirón y me dejó los auriculares puestos, pero cuando estaba dispuesto a irse escuché un auto que se aproximaba. Entonces vino el horror. Me obligó a abrazarlo para disimular y tuve que hacerlo. Sin conformarse, metió su mano en la parte de atrás de mi pantalón y de mi ropa interior, y prosiguió a manosearme. La repugnancia que me causaba ese ser alcanzó límites insospechables, lo que me hizo gritar que ya se había ido, que me suelte ya. 
Se fue corriendo y yo fui caminando a mi casa llorando con los auriculares puestos, el perro en una mano y la humillación haciéndome compañía

miércoles, 15 de diciembre de 2010

Boletín informativo de cosas que a nadie le interesan

- La faringitis no era un carajo viral.

- La noche del pasado lunes deliré por la fiebre; Levantarse cada dos horas empapado en sudor y baba -por no poder tragar- no está bueno.

- Terminé formalmente el colegio secundario, habiendo rendido hoy el tercer trimestre de matemática y aprobado con 7 (siete).

- El domingo parto a Pinamar para pasar navidad allá. Horror.

Y nada, eso.

lunes, 13 de diciembre de 2010

Estirando la pata

Una (no tan) breve sucesión de mensajes que ilustran mi horrible mañana.



Sofía (8:30 am): Me siento como el orto y vine a trabajar a la mañana porque mi jefe quería hablar conmigo y no está. La puta que los parió a todos.Buen día!

Iván (8:31 am): Jaja. Yo calculo que habré pasado por tu trabajo recién. Buen día

Sofía (8:33 am): Ah sí? La maquinita que tira perfume directamente me está drogando. Me parece que hoy no salgo viva de acá. Qué lindo día no?

Iván (8:38 am): Supongo. Yo voy todo por Brown. Jaja, la mía es la mejor, tira farenheit. 

Sofía (8:40 am): Pasás por la esquina, yo estoy sobre Casullo. La verdad no estoy enterada de qué es eso que acabás de nombrar. A mí me suena a cigarrillo

Iván (8:45 am): Tira fragancia de faso. Na, es un perfume de Dior. 




Sofía (11:30 am): Media hora para la libertad y/o la muerte súbita

Iván (11:34 am): Jaja, por qué la muerte?

Sofía (11:38 am): Escupo flema con sangre! Claramente estoy al borde de la muerte

Iván (11:40 am): Qué asco! jaja. A mí no me eches la culpa de nada eh

Sofía (11:44 am): Gracias por apiadarte de mi alma, sos un dulce de leche. Jaja. Es evidente que caminar hasta mi casa va a ser un dolor.



Acaba de venir el doctor y me dijo que tengo faringitis viral, es esperar hasta que se me vaya. Los maldigo a todos.

domingo, 12 de diciembre de 2010

Oportuna

Eran entre las 3.30 y las 4.30 am. Estaba danzando muy alegremente en una fiesta a la que fui el jueves pasado, cuando de repente me dolió un poco el vientre; Luego un poquito más, y luego otro poco más.
Ese malestar en la parte baja de la panza -muy similar al de cuando uno está descompuesto, pero que en lugar de ser pequeños espasmos de dolor, es un dolor sostenido en el tiempo y claramente mucho más fuerte- que cuando toma tu cuerpo es una inequívoca señal de que Andrés estará haciendo presencia dentro de una o dos horas.
Aterrorizada empecé a hacer cálculos mentales para ver si podía recordar cuándo es que este señor debía realmente venir a visitarme; Pero todo fue en vano. Hacía demasiado tiempo que no consultaba mi calendario Andresino y no recordaba la última fecha en la que apareció.
Ya fuera de mis cabales, me mentalicé para que no sucediera, pero tarde fue cuando me senté en un banco y sentí que... Bueno, lo sentí. Corrí a buscar a las muchachas para preguntarles si alguna podía salvarme de la perdición en la que me hallaba sumida, pero de ese grupo de 9 todo lo que recibí fueron negativas.
Opté entonces por ir al baño y gritar con toda la fuerza de mis pulmones para averiguar si alguien poseía lo que yo necesitaba; Y gracias al cielo y a Jebús una encantadora muchachita exclamó que ella sí.
Nunca más me olvido de consultar el fucking calendario.

viernes, 10 de diciembre de 2010

La primera vez que me robaron

La historia de mis robos constará de tres capítulos 
porque tres fueron los robos ocurridos
a lo largo de toda mi corta vida
¡enjoy!


La primera vez que me robaron; Ese día empezó todo. Años atrás mi persona solía surcar las calles del Gran Buenos Aires sin la más mínima preocupación, era un ser feliz y sin mayores preocupaciones para con los peatones con quienes debía compartir las veredas. Pero todo cambió en mi primera vez.

Corría el año 2007 ó 2008, y ese día habíamos salido temprano del colegio, aproximadamente a las diez y media. Habiendo sido previamente avisados sobre esto, decídí tener una mañana productiva por lo que le pedí a mi madre que me diera dinero para ir a comprar unas botas que una amiga había visto -y comprado- en liquidación. Recuerdo que salían $100, por lo que mi bolsillo trasejo del jean poseía lo que para mí era una pequeña fortuna.
Mi fortuna y yo nos fuimos entonces al negocio de botas, pero no tuvimos suerte. El talle disponible más chico era 37, y yo calzo un mínimo mínimo 35. (Como diría mi madre, tengo pies de princesa).
Me fui entonces, abatida y apesadumbrada a mi dulce hogar, cargando mis cien pesos, mis llaves y mi celular. Volvía pajera tranquilamente, caminando pasito a pasito por la vereda que está al costado de la vía, cuando de repente sucedió.

Mi madre solía decirme que no vuelva por ahí, pero nunca le hice caso. Es verdad que esa calle no es la mejor del barrio, pero es el camino más corto de mi casa a la estación. De más está decir que creo que hace 2 ó 3 años que no camino más por ahí. 

[...] cuando de repente sucedió. A menos de tres cuadras de mi casa un muchacho de no más de 20 años y 1.70 cm. de altura caminó rápido hacia mí y me susurró algo al oído. Siendo sorda como soy y acostumbrada a esos comentarios masculinos mencionados en entradas anteriores, supuse que -aunque un poco agresivamente- el muchacho me estaba piropeando. Lo observé despectivamente entonces, hice caso omiso de lo que me dijo y seguí caminando como quien no quiere la cosa; A lo que el muchacho me pasó su brazo por los hombros y me susurró más fuerte "dame el celular". 
El terror invadió mi ser todo, y a lo único que atiné fue a darle mi celular de ese entonces y salir corriendo como alma que lleva al demonio. En medio de mi carrera escuché que me dijo algo así como "y no llames a la policía porque sé dónde vivís". Realmente un pendejo de mierda que se creía vivo.
Llegué a mi casa con una velocidad prodigiosa y con la cara empapada en mocos y lágrimas. Mi madre me recibió y me preguntó qué me había pasado; E intentó consolarme, pero yo no podía dejar de moquear. Recién diez minutos después las lágrimas dejaron de salir de mis ojos, pero ya no volvería a ser la misma...


To be continued...

jueves, 9 de diciembre de 2010

Échate una flatulencia y te diré que comes

Corto y conciso:

Hoy en el trabajo me tiré un pedo con olor a empanada.



Puntos a aclarar:
-Del asombro no pude distinguir de qué gusto era, pero creo que estaba entre carne y pollo
-No, nadie se lo tuvo que fumar conmigo porque justo estaba sola
-Fue tan denso que hasta juro que lo pude degustar
-No como empanadas hace mínimo 10 días.

miércoles, 8 de diciembre de 2010

El calor

El calor veraniego que se viene manifestando hace unas semanas saca para afuera lo más bajo de los especímenes masculinos, ¿no? No sé las muchachas que suelen frecuentar este humilde espacio, pero desde mi punto de vista la cosa está terrible.
No hay rango de edad ni status social, tampoco un vocabulario específico; Es más, diría que hay un amplio -amplísimo- espectro de vocablos que estos protohombres profieren con destinatario a las féminas que se cruzan en el camino. Para ejemplificar y dar a entender de lo que hablo, cito ejemplos que datan de tres meses atrás -que es cuando el calor se empezó a sentir- hasta el día de hoy:

"Con esa burra cruzo los andes"

"Mamita vos con esa zanja y yo sin botas"

"Mamasa con ese orto vení a cagar a casa"

"Qué colita nena"

"Qué piernas bebota"

"Ay reinita"

"¡Con ese culo debés cagar unos soretes!" (Wtf?!)

 Y la lista sigue, y sigue, y sigue. De más está decir que los chiflidos, silbidos, revoleada de ojitos, miradas-que-pareciera-que-te-sacan-una-tomografía-computada, tiradas de besos, bocinazos y etc rebalsan de mi lista mental de "piropos" que recibo a lo largo del día.
Encima pareciera ser que mientras más caluroso y pesado está el día, más locos se vuelven ante la presencia de una fémina, ¡Pero será de dios che! Un poco de codura. ¿Cuál es la necesidad? Porque claramente todos entendemos que no van a recibir unos ojitos pestañeantes y una patadita al suelo y cachetes colorados en señal de me-da-vergüenza-pero-me-gusta ante tales sandeces que dicen. 
Por último, debo decir que me dan vergüenza ajena. He llegado a recibir un bocinazo de un hombre que tenía en el asiento de atrás a un nene que no tenía más de tres años de edad; Eso no se hace. Si le hubieran visto la cara al infante, me miraba con la nariz pegada al vidrio con una cara de tal confusión que me dio una pena increíble.

Hombres del mundo, hagan el esfuerzo de cambiar el "cómo me gustaría que mi ñandú tome el agua de tu zanja" por al menos un "qué bonita sos" o similar. Los efectos serán beneficiosos. 
Difúndase y archívese.

martes, 7 de diciembre de 2010

Mi mamita linda

Hoy llegué del trabajo y mi mami me estaba esperando con un panqueque de manzana de esos que le salen requete-riquíshimosh. Es una divina.

lunes, 6 de diciembre de 2010

No me cabe

la gente que usa el término "años luz" como medida de tiempo ("¡hace años luz que no te veo!" *cara de enferma*), siendo que en realidad es una medida de distancia. Todos pelotudos.

domingo, 5 de diciembre de 2010

Camino por la calle y escucho...

"Es que con santi pensábamos ir al coto viste, pero después de misa"




Más allá de mi postura anti-religión, ¿todavía existe gente que va a misa? ¡come on!

sábado, 4 de diciembre de 2010

"Leti"

Leti la depiladora no me preguntó si la cera estaba caliente; Leti la depiladora me causó quemaduras de 3er grado.
Bueno, mentira, pero me dolió mucho mucho; Y no le quise decir nada porque esa espátula de cera caliente en mano era muy amenazadora.






Tema depilación a ampliar

jueves, 2 de diciembre de 2010

Soñé que... II (ah, sos telemarketer)

Yo estaba en la camioneta con mi papá y el muchacho que trabaja con él; Se tenían que ir a una obra en váyase a saber dónde, y a mí me dejaban en El Tigre.
Me bajo de la camioneta y aparezco en un lugar parecido a un ámbito oficinesco, todo vidriado y con numerosos escritorios con computadoras y gente trabajando en ellas. Por afuera había una callecita cerrada con una barrera y un oficial allí sentado.
Caminando llego a una especie de bar, que estaba montado íntregramente sobre el agua; Por entre las cañas que formaban el suelo se podía ver el agua turbia del río.  Suena mi celular, atiendo. Era mi padre, avisándome que se iba a divorciar de mi madre, y que por ende necesitaba que le haga una serie de papeleos para agilizar el asunto. Sin asombro alguno y con un poco de paja le dije que estaba bien, que lo iba a hacer, mientras me sentaba en la orilla del bar. De repente veo un cocodrilo gigantesco y le grito por teléfono asombradísima que había cocodrilos, que no estaba enterada. Charlamos un rato más y cortamos.

Doy una vuelta por el lugar para ir conociéndolo, cuando de repente me llaman por teléfono. Era nada más y nada menos que el Minister de Ignomanía, a quien no conozco ni personal ni virtualmente. Me llamaba para anunciarme algo de movistar, pero yo le decía que no era la titular de la línea, que no podía hacer nada, y cortamos.
Tenía la voz más dulce del mundo entero, nadie podría resistirse al encanto que irradiaba, imposible negarse a sucumbir ante tal eminencia de las voces. De repente escucho que mi celular suena de nuevo, era el minister que me llamaba nuevamente, pero esta vez para charlar. Tocamos diversos temas, realmente nos estábamos divirtiendo, hasta que se hizo silencio y le pregunté por qué no me hablaba. Al rato me dijo que estaba atendiendo a un cliente, que lo perdone. Cortamos.
Seguí dando vueltas por ese lugar en el que me encontraba, pero no me podía sacar de la cabeza al minister; Evidentemente me había enamorado de su bella voz. Decidí llamarlo, pero ¡oh sorpresa! me doy cuenta que no tengo su número. Mágicamente descubrí la manera, pero esta vez nuestra conversación era muy distante,  había silencios prolongados de su parte.

Y me desperté.

miércoles, 1 de diciembre de 2010

Game over

Hoy fue mi último día de colegio. Listo, ya está, sefiní, nunca más. Nunca creí que este momento iba a llegar. 

"Qué grande que está, ya termina el colegio". ¿Grande? Yo no soy grande. Sigo siendo esa nenita que jugaba con los tuppers de la alacena cuando tenía tres, que jugaba a ser un pokemón en primer grado, que solamente era amiga de los varones en séptimo; Yo grande no soy. Me niego rotundamente a crecer. Pero... ¿Acaso crecer es a elección? Evidentemente no.

Por eso hoy soy consciente de todo lo que significa terminar el colegio y quiero agradecerles a todos.
Les agradezco a todas las personas que formaron parte de mi vida -tanto en el colegio como fuera de él-, pero por sobre todas las cosas, les agradezco a mis padres que se deslomaron laburando para poder pagarme un colegio como la gente, y a mis amigos, que me educaron con cosas que no se aprenden en el colegio y que hicieron que el mismo sea una fiesta en vez de una cárcel.


Esto va dedicado para los que me acompañaron este último año:

martes, 30 de noviembre de 2010

Paja de sábado por la noite

Estaba empecinada con salir a la noche; Quería exhibir todos mis talentos en la pista de baile -los cuales convengamos no son muchos-; Quería enamorarme de algún individuo masculino, como la mayoría de los sábados a la noche; Quería disfrutar al máximo mi último fin de semana como colegiala. Pero no.
Que estoy cansada, pero que si hacemos algo tranqui voy, que no tengo ganas de ir lejos, que, que, que...

Me voy a cenar a lo de mis tíos les dije, avisen si tienen algún plan de último momento como cada fin de semana. "Nos juntamos en lo de Chinese Girl, cuya casa se encuentra sin habitantes, pero después no salimos" fue el mensaje.

Siendo aproximadamente las 12 le pedí a Sun que pase por mí, para luego dirigimos a nuestro destino. Charla va, charla viene, alguien puso un tema y nos pusimos a bailar. Como estúpidas, nos pusimos a bailar. Cualquier cantidad de ritmos pasaron por nuestros oídos y cuerpos, y cualquier cantidad de pasos ridículos inventamos.
Tal es mi poca capacidad para el baile que -en medio de una procesión india (esas que se ven en las películas cuando los indios hacen un gualicho alrededor de una fogata a medianoche) conformada por Zanahoria, Chinese Girl, Sun y yo- le dí con mi puño al marco de la puerta.

explicación de los movimientos llevados a cabo en la procesión 


No imaginan cómo es que sonó mi dedo índice derecho al estrellarse con ese fucking marco de madera. De más está decir que estamos a martes y todavía me sigue doliendo.

lunes, 29 de noviembre de 2010

Violencia familiar

Almuerzo del día lunes 29 de Noviembre junto a Madre y Hermana-púber. Padre se encuentra ausente trabajando.
La comida se desarrolla dentro de lo que se podría decir normal, con Madre preguntándole a Hermana-púber cómo le fue en el colegio. Hermana-púber tiene 11 asquerosos años, el comienzo de la peor etapa del ser humano todo.
Le cuenta entonces cómo es que le fue en el colegio y todo el stress que tiene; Es probable que Hermana-púber sufra la vida en vez de vivirla. Pareciera que ella es la protagonista de un dramón novelesco emitido por canal 9 a las dos y media de la tarde (cualquier semejanza con Marimar, María la del Barrio y demás novelas de Thalía es pura coincidencia).
Aparece entonces mi persona, posible antagonista principal de su novela, participando en la conversación. Le informo que me desagradah su cara y que afloje un poco con el dramón, que todos estamos cansados y queremos terminar el año. Hermana-púber se levanta, da la vuelta a la mesa y amaga a darme un correctivo en la parte de atrás de la cabeza, a lo casados con hijos. Madre le dice que no lo haga y mi persona la amenaza con hacer uso de la violencia doméstica para con su monstruoso ser. Haciendo caso omiso de ambas advertencias, procede a golpearme y huir cobardemente hacia su lado de la mesa, no sin que yo antes le propine un puntapié en el medio de sus prominentes nalgas.
Luego de proferir injurias con destinatario a su amorfa masa cuerperil, exclamo la poética frase "y encima te rebota todo el culo cuando te pego"; A lo que el maligno ser que tengo por hermana menor responde tirando una empanada a mi ojo derecho.

sábado, 27 de noviembre de 2010

Sea food

Hace aproximadamente dos años fui a un restaurant de la zona en que vivo a comer con mi familia. Creo que era tenedor libre, y que debías levantarte para ir a elegir y servirte la comida.
Había mariscos, los cuales adoro. Todo lo que provenga del mar me parece exquisito y no pierdo ocasión para saborear platos nuevos, por lo que claramente elegí camarones, almejas, pulpo, etc. Todo muy rico.

El problema fue cuando me levanté al otro día, con los ojos hinchados como dos ciruelas. Sin exagerar, tenía la cara por completo deformada; Era un símil monstruo. La característica más notoria eran los ojos en compota, pero además agrego la cara redonda como una galleta de campo, no se distinguían pómulos, mandíbula, ni nada; Y mi cara es más bien angulosa y chupadita. Para colmo de males, esa tarde tenía que ver a Martín -un eterno no-novio.
Evidentemente le metí una excusa barata.

jueves, 25 de noviembre de 2010

Finalmente

los conseguí.



Y -modestia aparte- me quedan divinos.
minita-realizada mode: off

miércoles, 24 de noviembre de 2010

Hoy me encontré tirado esto en la calle









 Yo sé que quizás la gente pierde cosas en la calle. Tengo una habilidad única para encontrar monedas de cinco y diez centavos; Absolutamente todos los días encuentro aunque sea una. También suelo cruzarme con algún que otro billete, recuerdo que en bariloche me encontré cien pesos tirados cuando me volví caminando al hotel una tarde. Yo sé que es fácil perder cosas. Pero, ¿la dentadura? Come on.

martes, 23 de noviembre de 2010

De almacenes y moscos

Tengo hambre, tengo hambre, tengo hambre. ¡Oh jesús! ¿Acaso puede ser que tenga tanto hambre y tanta paja a la vez? Aunque creo que es más hambre que paja.
Bueno, en 5 me levanto a buscar algo de comer. Uaaaa, cómo cuesta vencer a la gravedad, puta madre.  

¡No puede ser esto! ¿Ni siquiera una galletita de agua para untarla con algo? A ver la otra alacena... Yo claramente no estoy pudiendo creer esto. ¡Creo que hasta mi perra come más seguido que yo! Y más sano. No tengo ganas de tomar solamente leche con nesquick, necesito algo sólido; ¡Alimento! Ni siquiera hay un poco de quesito, esto no puede ser. No estoy pudiendo con mi vida.
Bueno, fue, voy a comprar algo al almacén. Si ya me levanté de la silla puedo caminar tranquilamente dos cuadras... eeeh... sí, puedo. 

¡Oh changos! Carezco de capital para invertir en alimentos, tomaré prestado estos veinte pesos que me encontré tirados dentro de esta billetera. 
 Qué paja tener que calzarme, ¿no? Ya fue, no va a ser la primera ni la última vez que vaya descalza al almacén. 

Uh, a ver... una, dos, tres. ¡La puta madre! Son las seis menos veinte y tengo que estar a las seis en el gimnasio; Con toda esta gente estoy fácil hasta las diez. Qué viejo de mierda, yo no sé por qué carajo no contrata un empleado. ¿Qué te pasa pendeja pelotuda que mirás así?

Ah, dios. ¿Qué carajo de hora es? ¿SEIS MENOS DIEZ? ¡Y todavía este pelotudo no terminó de cortarle los 100 gramos de jamón crudo a la vieja esta del ojete! Quién carajo me manda a venir acá, esta sí es la última vez. Lo juro. 

¡Al fin! A ver, correte. ¿Qué quería comprar? Ah sí, galletitas de agua para que exista algo en la alacena, y un yoghurt con zucaritas para tener una merienda de campeones antes de ir al gimnasio. ¡Iuju! 

¿13? Tengo 20. Oh, no me puede estar sucediendo esto. ¿Qué carajo hace? ¿Eh? ¿Por qué me da dos pesos en monedas? En la cajeta me los meto, no traje nada con bolsillos. Por favor terminá de una vez, no podés estar dos minutos de reloj para darme un vuelto. A ver, sí, dejame a mí, yo meto todo en la bolsa. ¡Saque la mano!

Seis menos cinco, yo no lo puedo creer. Al pedo tengo un almacén a dos cuadras de mi casa, tardo lo mismo que yendo a un supermercado. 
Relajate.
Respirá hondo, resp-¡aaaaaaaaaaAAGH! Dddddddiugg, aaaaaaagh
¿Qué carajo tengo?
¡Ay! ¡NO! 
¿Qué es esto?
¿Una hormiga voladora?
¿CASI ME TRAGO UNA HORMIGA VOLADORA? ¡CASI ME TRAGO UNA HORMIGA VOLADORA! dddddddddddddddddddddd.

Esto me pasa por sorete.
ahgahghag.

lunes, 22 de noviembre de 2010

Duda existencial

La ignorancia es la madre de todas las entradas  con esta etiqueta; 
Bajo esa excusa pregunto&propongo impunemente.



¿Por qué no se inventa una tinta color "piel"? 
Yo creo que salvaría a más de uno

.

domingo, 21 de noviembre de 2010

Sucesitos dominicales VII


La conversación que será mostrada a continuación sufrió modificaciones en pos que explicitar lo más relevante de la misma.

(Hora de comienzo: 15.41 hs)

Gastón  dice (16:06):
*che te diría que te vengas ahora, pero tipo 5.30 vienen los de la banda

bαsofiα ·•  dice (16:06):
*hubieras avisado antes!
*y si les decís que vayan a las 6?

Gastón  dice (16:07):
*pasa que nos tenemos que ir a sacar unas fotos y se hace re tarde por la luz
*si te querés venir un toque todo bien

bαsofiα ·•  dice (16:07):
*bueno, me baño y voy
~ ~ ~ ~

bαsofiα ·•  dice (16:30):
*ya estoy lista

Gastón  dice (16:33):
*che da para hacer todo a las apuradas? 

bαsofiα ·•  dice(16:34):
*ya me hiciste bañar, no me rompas las bolas

Gastón  dice (16:35):
*no sé, para mí es un bardo hacer todo a las apuradas
*o sea, vas a venir por media hora?

bαsofiα ·•  dice(16:36):
*decime si voy o no voy.

Gastón  dice (16:36):
*decime eso

bαsofiα ·•  dice(16:37):
*y sí, ya fue. Antes que nada, eso es mejor.
*si no querés está todo bien, pero no me hagas alistar a las apuradas al pedo

Gastón  dice (16:38):
*convenceme que no sé qué hacer

bαsofiα ·•  dice(16:38):
*jajaja, sos un tarado.
*nunca más me hagas alistar a los pedos si después me vas a decir que no, porque calentás la pava al pedo y odio bañarme sin tiempo

Gastón  dice (16:39):
*yo odio garchar a las apuradas

bαsofiα ·•  dice(16:39):
*podríamos tener más tiempo si de una vez me decís que sí, y ya
*lo dejamos para otro día

Gastón  dice (16:40):
*si querés mas tarde, cuando termino con las fotos. ¿Querés?

bαsofiα ·•  dice(16:40):
*fijate a qué hora terminás y me decís, después veo si me rinde o no



(No intenten esto en sus casas si desean introducirla)

sábado, 20 de noviembre de 2010

Piropo

Basurero: -"¿Disculpame, te puedo decir algo?"

Sofía: *ojitos inquisidores*

Basurero: -"Con todo respeto, sos muy hermosa. ¡Con todo el respeto!."




 Lo mínimo que podía hacer era regalarle una sonrisa.

viernes, 19 de noviembre de 2010

Gastón

¿Acaso se le puede poner título a una historia vivida con alguien más? No me siento capaz de encontrar una palabra, frase u oración que exprese o resuma mi historia con alguien. Ni siquiera una palabra clave que sólo yo pueda asociar a una historia. No existe tal cosa. Cada una fue vivida con alguien; ¿Qué más facil que titularlas con sus nombres?*




A Gastón lo conozco sin conocerlo desde hace mucho tiempo. Él tenía -quién sabe, quizá siga teniendo- sentimientos para con una de mis mejores amigas de la infancia tardía-adolescencia temprana, Ojitos. Las vueltas de la vida quisieron que a Ojitos nunca le importara Gastón; Y que él y yo termináramos besándonos frente a ella en una fiesta en Febrero de 2009.

Realmente nunca llegué a conocer a Gastón del todo, es de esas personas que viven en un mundo aparte, donde nadie más puede ingresar. Desde el principio era cosa sabida que nuestra relación nunca iba a llegar más allá del sexo; Y así fue, es, y problablemente seguirá siendo. El problema es que terminé encariñándome. Él tiene tanto la cualidad de ser un excelente amante, como también de ser muy compañero, cosa que no se encuentra muy seguido. Admito que tuve mis épocas de obsesión con su persona, pero eso es historia pasada. Hoy por hoy, puedo decir que mi amor para con él es puramente platónico.

Gastón me enseñó muchas cosas, tanto en el amor físico como en el espiritual. No voy a reproducir por este medio todo lo que me transmitió porque es algo que prefiero guardar para mí, pero realmente me hizo crecer como persona en muchos aspectos; Y eso es algo que me hace apreciarlo mucho. Gracias a él tengo la mente cada día más abierta. 

Su consigna es divertirse. Toda actividad que llevamos a cabo es con el fin de "cagarse de risa", como dice él. La primera vez que me propuso tener sexo con el fin de divertirnos pensé que era un poco extraño lo que estaba diciendo; Hasta que sucedió. No hace falta que diga que realmente el haber tenido esa experiencia con él fue muy placentero y entretenido; Y puedo afirmar que uno es incapaz de entender su consigna hasta que le toca llevarla a cabo.

Las diversas situaciones que viví junto a él fueron experiencias inolvidables. Podría decir que Gastón me hizo partícipe de sus fantasías más "perversas" (por decirlo de alguna manera), y que yo acepté con gusto. Tiempo atrás solía decir que le gustaba pervertirme porque eso hacía todo más divertido; Y a mí me encantaba que le guste. Así fue como, después de insistirme durante aproximadamente un año, terminé accediendo de buena gana a su propuesta de hacer un trío con él y su amigo Juan Manuel (persona con quien yo ya había tenido sexo antes de haberlo conocido a Gastón, y que también aprecio mucho). Ese hecho fue un factor clave en mi persona. Hoy por hoy soy una persona muy liberal respecto a mi sexualidad y a la de los demás; Y me gusta experimentar cosas nuevas con el fin de divertirme.

Es claro, adopté su filosofía de la diversión porque me parece algo muy interesante y sano; Y estoy más allá de los prejuicios que eso pueda generar. No estoy proponiendo tener sexo con cualquiera por deporte, nada más alejado de eso. Sólo comento que desprenderse de los prejuicios y de la vergüenza que muchos suelen tener a la hora del sexo es algo increíble, que puede hacer que se tengan experiencias geniales junto a la (o las) personas que uno quiere de verdad.

Esta semana Gastón me propuso nuevamente un trío, pero esta vez con una mujer. Ya hizo un año de nuestra experiencia con Juan Manuel, y desde ese momento me dice que deberíamos probar con una chica. Me preguntó si tenía alguna amiga que se prendiera en la movida, pero realmente no me sentiría cómoda si una amiga mía estuviera con él. Simplemente no me gusta compartir. Se lo comenté, y le propuse que buscara una chica que nos gustara a los dos, y que a su vez le gustáramos a ella. Porque yo... yo no puedo decirle que no a Gastón.



*Debido a esto, el título de la saga "No te banco" fue reemplazada por "Federico"

miércoles, 17 de noviembre de 2010

Chinese Girl dixit.

Encontrábame en compañía de Chinese Girl el día de hoy, cuando de repente una revista apareció en mis manos y consecuentemente hojearla me puse a. Aparecióse a un lado una publicidad con la imagen de Pampita, a lo que ella, en un tono solemne, comentó:


"Antes cuando era más chica solían decir que me parecía a Pampita.
Ahora...
...soy La Pampa."




Reí hasta las lágrimas.

martes, 16 de noviembre de 2010

Fascinating



No es innovador en cuanto a lo de grabar los distintos sonidos por separado; Eso es cosa vista. Lo que sí me llamó la antención es el acting de los videos. Más allá de que es realmente atractivo, no se puede negar que irradia carisma; Y en mi opinión, el video gana por eso.

lunes, 15 de noviembre de 2010

Relato de la confusión total o ¿qué flashaste en la siesta?

El día de hoy terminé de almorzar verduras asadas a las dos de la tarde; Pero lo que nos compete en este relato es la duda existencial que poseía respecto de mi almohada. Tuve un lapso de intriga infinita, por lo que decidí probar su mullidez durante un corto período de tiempo. Aunque no es nueva -es más, la tengo hace hace aproximadamente dos años- tuve la necesidad de comprobar que todo se encontraba en su lugar, y, sobre todo, que ella permanecía intacta.
No me atuve a las consecuencias que implicaba tal acto y -como no podía ser de otra manera- tanto probar la mullidez hizo que una onda de somnolencia invadiera mi ser. Por suerte ya había programado la alarma del celular en pos de que me dé una hora para finalizar los estudios de mi querida almohada, por lo que me tiré a dormir como chancho a la batata.
Supongo que más o menos a la media hora de  haber fallecido en mi lecho, un trueno interrumpió la calma en la cual me encontraba sumida. Sí, un trueno. Lo que me resultó completamente extraño y confuso fue que el día de hoy se presentó un poco nuboso, pero mejoró hacia el mediodía. Claramente no había chances de que llueva.Otro trueno más. ¿Qué estaba pasando? Empecé a soñar que se estaba cayendo el cielo, diluvio universal un poroto al lado de esto. Consciente, pero no del todo, decidí mandarle un mensaje a mi profesora de CAE para avisarle que no iba a ir porque estaba lloviendo. Suena la alarma, vuelvo al mundo real. Miro por la ventana: un día a puro sol.
Tuve que preguntarle a mi madre si efectivamente había llovido, y por suerte me dijo que sí.

domingo, 14 de noviembre de 2010

Sucesitos dominicales VI

El día de hoy visité Temaikén por primera -y última- vez. En mi opinión, that place is overrated. ¿Bioparque? Bioparque es la alacena de mi casa que en verano se llena de cucarachas, no eso. Temaikén es un zoológico con todas las letras, sólo que mejor organizado y con una estética más agradable a la vista, a comparación del ZOO de Bs. As. o el de Luján.
 El lugar es por demás limpio y prolijo, lo cual me agrada, pero los cartelitos de no pisar el césped estaban clavados hasta en en mi propio ojete, me colmó la paciencia. Entiendo que el pasto está divino y que hay que dejarlo así, pero había un promedio de 2 ó 3 por metro cuadrado; Dejémonos de joder, captamos la consigna en los primeros diez metros de recorrido.

Dato: imposible ir en verano. Teniendo en cuenta que hoy el día estuvo mayormente nublado, que la temperatura no era elevada debido a un un viento fresco y agradable, y que mi vestimenta incluía sólo un vestido y sandalias, llego a la conclusión que un día de sol, sin viento y con unos cuantos grados más lo más probable es fallecer deshidratado y calcinado con olor a caca de animal exótico.
Mi mayor expectativa estaba centrada en el acuario, qué chasco me llevé. Había veinte rayas, quince palometas y 5 tiburones; Para colmo, el lugar estaba demasiado oscuro como para sacar fotos sin flash (el cual estaba prohibido) así que di una vuelta y me fui. ¿Dónde están los peces de colores y los arrecifes de coral? ¡¿Dónde está Nemo?! ¡Jesús! ¡Yo quería ver peces tropicales, meterme en la pecera y bailar armonía cual Ariel en "la sirenita", por el amor de dios!

Lo que sí me gustó fue la jaula de las aves, se puede entrar y tener a los pájaros a centímetros tuyo, aunque por seguridad no los podés tocar. Obviando que un guacamayo casi colisiona contra mi ser, fue la parte que más disfruté.
Y nada, eso.



foto cliché

sábado, 13 de noviembre de 2010

Beware, PMS is in town

Mis niveles de irritabilidad están fuera de control; Los de tolerancia, son completamente nulos (no existe, cero,  vacío, la nada misma).
Además, el ojo izquierdo me titila, lo cual significa que el stress me consume.



need some vacation

viernes, 12 de noviembre de 2010

Atensaun

Haciendo uso y abuso de este medio anuncio mediante la presente -para aquellos y aquellas que todavía no le encuentran el lado positivo al calor y no disfrutan sus beneficios- que a partir de hoy se acaba de largar oficialmente la temporada de licuados*. 



Ñami ñami




*Inauguré la licuadora (minipimer Rest In Peace) con medio litro del clásico frutilla con leche.

miércoles, 10 de noviembre de 2010

Federico VI - Finale

Cuando digo que lloré una semana, I really mean it. Nunca entendí por qué Federico fue tan especial para mí en ese momento; Aunque supongo que fue debido a que ya no aguantaba más la soltería y estaba dispuesta a entregarle todo lo que tenía al primero que se me cruzara. Como sea, después de ese jueves 1 de Julio, hasta el zumbido de una mosca me hacía largar mares de lágrimas.
Hoy por hoy pienso en cómo me afectó, y la verdad no puedo creerlo. Ver su ícono online en el msn me devastaba, por lo que lo eliminé sin bloquearlo, de modo que él sí pudiera verme y hablarme si quisiera. Tenía la secreta esperanza de que se arrepintiera de todo lo que me había dicho y yo estaba dispuesta a recibirlo con los brazos abiertos, pero nunca sucedió.
Los días consecutivos a esa semana intenté interactuar con él, le pregunté por qué había decidido todo eso, por qué era que no podía sentirse cómodo conmigo. Realmente necesitaba una explicación. No supo decirme con certeza lo que yo quería saber, por lo que opté por la opción de no hablarle más y sacarlo de mi vida de una vez por todas.
Lo volví a eliminar del msn y cancelé la amistad de facebook para no tener que verlo, eso me partía el alma. Al día siguiente de haberlo borrado de Facebook, me preguntó si lo había borrado, por qué lo había borrado. Le expliqué que simplemente no tenía ganas de verlo, y le dejé de hablar. Varias veces se contactó conmigo vía msn, realmente nunca supe para qué -histeria que le dicen- y mis esperanzas se renovaban cada vez.

Pasaron dos meses y fue mi cumpleaños de 18. Ese día, 27 de Agosto, no me resistí y le mandé un mensaje. Cuando estábamos juntos habíamos hecho una apuesta. Él tiene 22 años y no domina el arte de manejar un vehículo, por lo cual claramente no tiene registro. Cuando me contó ese hecho -después de reírme a carcajadas en su cara y haberlo gastado hasta el cansancio- le dije que al día siguiente de que yo cumpliera 18 iba a sacar el registro, y que iba a ser una vergüenza que yo lo tuviera y él no. Me apostó que iba a sacar el registro antes que yo, y que me iba a sacar a pasear y todo. A lo que respondí ¿acaso soy un perro que me sacás a pasear?, pero no viene al caso. Acepté su apuesta, y le dije que los dos sabíamos que no iba a tener su registro para el viernes 27. 
Aproximadamente a las 5 de la tarde de ese viernes se sucedió esta seguidilla de mensajes: (tener en consideración que hacía aproximadamente más de un mes que no hablábamos)

Yo: "Perdiste la apuesta"

 Federico: "No me jodas"

Yo: "Por lo menos podrías decirme feliz cumpleaños"

Federico: "Sos vos la que cortaste el contacto porque te hacía mal, blablabla"

Creo que nunca me había tratado tan mal. No recuerdo qué me había dicho en el segundo mensaje, pero realmente me había tratado mal. Él siempre fue muy cortés cuando me tuvo que explicar las razones y motivos por los cuales ya no quería estar en una relación conmigo; Y siempre tuvo paciencia cada vez que yo le volvía a hacer la misma pregunta, pero ese día puedo decir que toda la caballerosidad que alguna vez tuvo para conmigo se le fue al carajo.
Me conecté y lo agregué para preguntarle qué carajo le pasaba, que le había dicho un chascarro amigable en ese mensaje y él me recibía así. Creo que peleamos, estoy segura de que lo hicimos, pero no recuerdo bien los tópicos. Días más tarde (o quizás el mismo día), volvimos a hablar. Dijimos que extrañábamos nuestras viejas conversaciones porque realmente eran muy entretenidas. Le pregunté por qué ya no hablábamos más, aunque sea podríamos entretenernos mutuamente sin ningún compromiso. Empezamos a hablar de las charlas que teníamos antes, de nuestra "relación"; Hasta que llegué al tema de una nena X.
Le comenté que nena X me parecía una boluda por variados motivos, y que hasta había llegado a darme un poquito de celos una vez que le firmó una foto haciéndose la interesante días después de nuestra separación (¿acaso venía a la carga una vez que yo había sido desplazada?), pero nada más. Nos reímos, me dijo que nunca habría sospechado que eso me iba a caer mal, que nada que ver ellos dos mientras nosotros estuvimos juntos. Nena X es una amiga de la hermana de un amigo suyo, y tiene 15 años. La bomba cayó cuando me dijo que, aunque nos estábamos riendo de yo decía que ella era una boluda, en realidad no lo era. Que estaban juntos hacía dos semanas.
Disculpame, ¿acaso vos tenés 22 años y estás con una nena de 15? ¿Realmente me estás diciendo eso? ¡¿Te das cuenta de que sos un hombre de veintidós años y estás cometiendo estupro con una púber de 15?! A esta altura nuestra amena conversación se convirtió en algo que no querría haber tenido nunca. Me dijo que no había estado con ella durante nuestra relación, pero eso realmente no me importaba. Aún considerándome alguien de personalidad fuerte y con ideas claras, con él me sentía disminuida. No es lo mismo una persona de 18 años que está en su último año de secundario, que una persona de 22. No me voy a poner a enumerar las diferencias, solamente digo que existe una brecha importante entre las dos edades; Y eso me incomodaba. No me gustaba el hecho de que, quizás, no era lo suficiente mujer para él. Es más, creo que fue mi mayor preocupación durante el tiempo que estuvimos juntos, aunque nunca se lo comenté. ¡Y ahora él estaba con una nena de15 años! Al carajo mi preocupación. Me puse a pensar en las cosas que yo hacía cuanto tenía 14, 15 años y llegué a la conclusión de que Federico tenía un leve retraso emocional.
Le dije de todo. Le dije que era una nena, que quizás era su primer relación, que no se daba cuenta en lo que se estaba metiendo. "Quien duerme con niños, amanece mojado" suelen decir. Y se enojó. Realmente se enojó muy mal. Desde entonces que no cruzo palabra con é; Decidí que era hora de dejarlo ir, no por él, si no por mí. Eliminé definitivamente de mi vida lo que restaba de él: sus historiales de conversación, su número de celular, su msn. Todo. 
Hace una semana me metí a curiosear en su perfil de facebook (que es público a medias), y me encontré con que "Federico está en una relación con ExNovia". Pobre nena X. 

domingo, 7 de noviembre de 2010

Sucesitos dominicales V

Me levanté y estaba la alarma de la casa de al lado sonando.
Me fui a lo de mis abuelos a comer asado, y seguía sonando.
Llegué a las 3 de la tarde, y le habían  roto por completo la caja de luz, pero seguía sonando.

A considerar
1. Tenía la ventana abierta. ¿En qué infradotada mente cabe ponerle alarma a una casa y dejar abierta una ventana, sabiendo que automáticamente dicha alarma se disparará con ina mínima ráfaga de aire?
2. Es ciertamente triste que este haya sido el suceso dominical más loco que me pasó el día de hoy.




Creo que si las cosas que tengo que hacer se materializaran en un objeto, por ejemplo cajas, apilando las mismas podrían cubrir tranquilamente mi pequeño ser; Motivo por el cual estaré ausente -espero que no totalmente-  las semanas entrantes. Picos para todos.

sábado, 6 de noviembre de 2010

viernes, 5 de noviembre de 2010

Federico V

Luego de la última pelea no detallada anteriormente; Hicimos las paces. Nos juntamos, compramos una docena de facturas y un cartón de leche Cindor, y nos fuimos a la plaza a comenzar nuestro festín. En lo que a mí respecta, creo que incluso cuando tenga 80 años seguiré tomando leche chocolatada. 
Pensé que estaba todo bien, que la pelea ya se había esfumado; O que por lo menos estaba en vías de. No recuerdo bien qué día fue, supongo que un jueves o un miércoles; La última vez que lo vi, fue el sábado de esa misma semana.
A todo esto yo seguía sin internet y él sin crédito, por lo que la comunicación era bastante escasa. Después de ese miércoles o jueves de "reconciliación", decidimos merendar el sábado. El día estaba espantoso y amenazaba con llover, por lo que cuando nos encontramos acordamos ir a un café (el cual era bastante pedorro).  

Cuando escribí lo de pedorro se me vino a la mente ¿Por qué fuimos a ese lugar tan pedorro y feo, siendo que solíamos ir a otro que nos agradaba más y que quedaba a la misma distancia de nuestro punto de encuentro? Lamentablemente me acordé . En realidad sí fuimos a nuestro lugar predilecto, sólo que el señor decidió que no íbamos a entrar porque había un muy amigo suyo sentado adentro. ¿Acaso le daba vergüenza mostrarme? Lo peor, es que me lo dijo. "Vayamos a otro lugar porque acá está sentado X con su novia Y". ¡¿Qué?! Creo que recibir 50 piquetes de ojos consecutivos me hubiera dañado menos que esas palabras. Acepté de mala gana ir a otro lugar, y así fue como terminamos en ese barsucho de cuarta. 

A eso de las 5 de la tarde, se largó el diluvio universal. Nosotros nos habremos ido a eso de las 6 ó 7, y todavía seguía lloviendo. Claramente no me iba a ir en colectivo, así que caminamos para buscar una remisería. No sé por qué no había ninguna abierta, así que caminamos hasta encontrar una que tuviera autos disponibles, y obviamente nos empapamos. El último beso que le di a Federico fue el sábado 26 de Junio, antes de subirme al remis.
El jueves de la semana siguiente, le pedí prestado a mi mamá su blackberry para poder hablar un rato con él. Apenas me conecté me habló. Después de la charla introductoria de siempre me dijo que me tenía que decir algo que unque le molestaba mucho tener que expresarlo por ese medio, debía descargarse porque no aguantaba más. Supongo que lo que sentí ya les habrá pasado a muchos, es indescriptible, algo así como que se te caiga el alma al suelo y después de 5 segundos vuelva a su lugar. Es cantado que después de tales palabras algo malo sucede, y no fue la excepción. Cuando me recuperé del shock, leí que debíamos dejar de vernos, porque él no se sentía cómodo conmigo. Entre la adrenalina que tenía y lo chiquito que era ese teléfono de mierda se me hacía imposible escribir. Lo único que se me pasaba por la cabeza es esto no está pasando, ¡esto no está pasando!. Le pedí que me explique por qué, qué era lo que le pasaba para sentirse incómodo conmigo, ¡no podía entender qué era lo que me estaba diciendo! ¿Incómodo? ¿Conmigo? Soy la mina más abierta que conozco, creo que podría haberse tirado un pedo o sacado un moco delante mío sin que yo me escandalizara en lo más mínimo; Tampoco le hacía minitaplanteos -ya que no éramos nada- ni nada por el estilo. ¿Celos? Olvidate; Carezco de ellos absolutamente. Realmente no entendía en qué carajo de forma se sentía incómodo conmigo (y nunca lo averigüé).
A continuación sucedió la explicación más incoherente que tuve el horror placer de leer, con lágrimas de bronca e intriga incluidas. Que él acababa de salir de una relación muy jodida, que no quería engancharse con nadie, que había sido un mal momento, que no se sentía cómodo, que nunca pudo terminar de soltarse y de ser él mismo conmigo , que blablabla. Nunca supo responderme qué era lo que lo hizo querer tomar esa decisión. Le dije que noté todo lo que me había dicho, pero que no podía entender por qué había sucedido; Que ni siquiera había llegado a conocerme y ya quería terminar todo, que tampoco me había dejado conocerlo a él. Creo que con Federico terminamos antes de empezar.
En ese momento no podía con mi angustia, estaba hecha un trapito por las incoherencias que me estaba diciendo. Y así terminó la conversación. Le dije que no quería ser su amiga, que no quería tener ninguna especie de contacto con él, que no me hablara por ningún medio existente en internet y/o telefonía celular.
Pero como no podía ser de otra manera, no terminó ahí.

miércoles, 3 de noviembre de 2010

Federico IV

Para esta parte tuve que pedir ayuda. Intenté -en vano- hacer memoria para acordarme de la segunda pelea con Federico, pero juro que no pude recordar absolutamente nada de lo que pasó. Opté por preguntarle a Chinese Girl si recordaba algo de lo sucedido, pero no me fue de mucha ayuda; Lo único que hizo fue incomodarme preguntando para qué quería recordar, si el pasado estaba pisado.  
Entonces me resigné y empecé a escribir, pero me di cuenta que no podía empezar sin nada, ¿qué iba a decir? "No me acuerdo cómo fue la segunda pelea, pero después de esto pasó aquello". No, claramente no. Se me ocurrió preguntarle a Zanahoria, y me dijo que un vago recuerdo se le venía a la cabeza. "Era algo sexual", me dijo, "creo que vos te hiciste la canchera y él se ofendió". ¡Intenté acordarme pero tampoco pude! No entiendo por qué se me borró así de la cabeza ese suceso, es increíble que no recuerde absolutamente nada. Le dije que intente un poco más para ver si podía sacar una información un poco más precisa, a lo que me respondió "esperá que me fijo en los historiales de conversación, tengo patente que a medida que ibas hablando me lo ibas pasando". ¡Great!
Pero no, revisé de cabo a rabo nuestro historial de conversaciones de Junio y no encontré absolutamente nada del tema. Así que nos quedamos con la información de que fue algo sexual que le dije e hizo que se ofenda; Infiero que seguramente le haya contado alguna que otra experiencia con otros individuos masculinos y el señorito no se la pudo bancar y se ofendió (cosa que suele pasarme con varios individuos masculinos. Nota mental: repasar la actitud de contar experiencias sexuales previas al hombre de turno, parece que en vez de entretener, molestan.)

Una vez ofendido, Federico hizo lo que mejor sabía hacer: borrarse. Tomé su actitud con pinzas, recordando el "si me borro vos quedate tranquila que son mambos míos". Dos días sin hablar fue algo rarísimo, ya me estaba empezando a revolotear un sentimiento de curiosidad mezclado con angustia; Así que supongo le habré mandado un mensaje o hablado por msn.
Cuando hablamos, intuyo que tuvimos una charla seria por cosas que le dije a Zanahoria por chat. Hablamos de él, de mí, de nosotros; Lo que más patente me quedó en la memoria fue que dijo que yo permanecía siempre muy expectante y que nunca actuaba.  

¡Pero será de dios che! ¿Qué quería que hiciera? Cuando nos conocimos me dijo que acababa de salir de una relación que le había quemado la cabeza, y que solamente tenía ganas de pasarlo bien. Le hice caso; Siempre lo tuve muy en cuenta ¡¿Y hora me decía eso?! No lo podía creer. Además, les tiro un dato que es una joyita: suelen decirme que tengo una personalidad muy fuerte y avasalladora; Otros, que tengo los ovarios bien puestos. La cuestión es que a veces suelo asustar a los muchachos; Por lo que cuando conocí a Federico, decidí cambiar la estrategia. Supuse que no podía fallar, pero en el momento en que leí "permanecés siempre expectante" creo que putear a los cuatro vientos, fue poco.

En breve los mato a todos

Que nadie ose acercárseme, porque tengo 1.53 cm de estatura y no dudaré en usarlos.

lunes, 1 de noviembre de 2010

Puerquita

Hoy pensaba "Cosa que como, cosa con la que me mancho".  En especial si es helado de chocolate o guiso de lentejas.




 The Federico story está en stand by por falta de memoria y fuentes que me ayuden a recordar, sepan disculpar las molestias ocasionadas.

domingo, 31 de octubre de 2010

Federico III

Estaba todo bien. Nos veíamos, nos chateábamos, nos mensajeábamos. Realmente yo estaba muy cómoda y muy contenta con él. A la hora de entrablar una relación con alguien, lo que menos suele importarme es su aspecto físico. Y cuando digo que no me importa, I really mean it (¡si tan sólo pudieran ver lo que era mi ex novio!); Por lo que estaba contentísima con Federico. Además de caerme realmente bien y poseer esas actitudes y detalles que hacen que enloquezca de amor, era demasiado bonito. Lo que se diría un combo.

A estas alturas yo ya me sentía Madonna, Britney y Lady Gaga juntas (?), "estaba en mi salsa" como diría Zanahoria. Hasta que tuvimos la primer pelea.
Estábamos hablando vía msn, y  -no recuerdo cómo ni por qué- le dije que al final terminaba siendo igual a todos los demás. No era una charla seria ni nada que se le pareciese, un ejemplo de las tonteces que estábamos hablando sería "me gusta usar remera en vez de camiseta", a lo que yo le respondí "sos igual a todos", sí, a ese nivel de idiotez. Parece ser que se lo tomó demasiado en serio, porque se desconectó (mejor dicho, me bloqueó, ¡COME ON! ¿15 años tenemos?).
Por mi parte, yo no entendía nada. Le mandé un mensaje preguntando qué pasaba, si se le había caído la conexión o qué. Me respondió algo que me dio a entender que estaba enojado por lo que dije, que después hablábamos. Yo no lo podía creer, ¿qué carajo le pasaba al estúpido? Como buena rompebolas que soy, lo llamé; Es imposible que alguien me deje sin una respuesta satisfactoria a lo que estoy preguntando, y esa no iba a ser la excepción. Tu, tu, tu, tu, tu. Te has conectado con la casilla de mensajes de...
¿Perdón?  Me retracto, no tenemos 15, tenemos 12 años. Para este momento yo ya estaba flasheando que me había mandado una bien jodida, no entendía absolutamente nada de lo que estaba pasando. Lo llamé de nuevo, y me atendió; Me dijo que no había llegado a atender antes (hagamos de cuenta que ese chamuyo no lo escuché). Le pregunté qué carajo le pasaba, que por qué hacía esas pelotudeces; Resumiendo, me dijo que le había caído muy mal que le diga que era igual a todos los demás, porque él intentaba "no ser como todos los demás forros que habían dando vueltas" y no iba a aceptar que yo le diga algo así. Bueno ok, acá tenemos un serio problema que no supe ver en su momento, queridito ya te saqué un pase libre para el Borda. Besos. 

Al final lo terminé resolviendo de la manera más rápida y efectiva, le pedí perdón. Juro que yo me había puesto mal en serio, me puso mal que él se haya puesto tan mal; además del psicopateo que me hizo para que yo me sienta como una real sorete.
Le pedí que la próxima vez que algo de cayera mal, que me lo haga saber para ver cómo se solucionaba, que desconectándose misteriosamente yo no iba a darme cuenta porque no tenía la bola de cristal que permite ver todo. A eso, me respondió que no me preocupara si él se borraba de repente, que eran mambos de él, que no me hiciera la cabeza porque seguro estaba todo bien. A medida que lo escribo voy pensando "¿no te dabas cuenta en lo que te estabas metiendo soretita?". La verdad que analizando todo esto me estoy dando cuenta que soy un real pelotuda *suena canción de boluda total de fondo*

Pasado esto, todo bien de vuelta; Más no por mucho tiempo. Dos semanas después vino la segunda pelea.

sábado, 30 de octubre de 2010

Federico II

Después de esa primera charla, chatear con Federico empezó a ser un hábito y casi diría una necesidad; Me entretenía, era un cable a tierra. No miento cuando digo que hablábamos -como mínimo- dos horas diarias.
Unos días después, me dejó un mensaje que decía que iba a ir a un lugar demasiado aburrido, que le parecería muy agradable si deseaba entretenerlo, y más abajo estaba escrito su número de celular. Obviamente no dudé en mandarle un mensaje; Y así se nos hizo costumbre también mensajearnos cuando no podíamos estar en la computadora.
No recuerdo cómo, pero unas semanas después decidimos que nos teníamos que ver; Así que nos citamos en un café que nos quedaba como un punto medio a los dos. Como no podía ser de otra manera, yo llegué antes. Creo que soy la persona más puntual que conozco.
Tenía miedo de no reconocerlo, solamente lo había visto por fotos. Como todos sabemos, las fotos mienten. Enorme sorpresa me llevé cuando lo vi y, además de darme cuenta que era él, noté que era muchísimo más lindo en persona. Sinceramente pensaba esto no me puede estar sucediendo.  Entramos al lugar y nos pedimos algo para comer y tomar; Un poco nerviosos, un poco incómodos. Recuerdo que en un momento lo llamaron por teléfono, era un amigo. Cuando alguien habla por teléfono, suelo mirarlo fijo e intento ver cómo es la persona en realidad, sus gestos, todo; Me da la sensación de que en esos momentos muestran realmente cómo son. Naturalmente, él no fue la excepción. ¡Qué lindo era! A cada momento le iba encontrando más y más detalles que, sinceramente, me estaban volviendo loca. Cortó y yo me quedé colgadísima mirándolo, hasta que me di cuenta y miré por la ventana para disimular. Tiempo más tarde le confesé lo que acabo de contar, y me dijo que nunca se dio cuenta.
Soy una persona que tiene la cualidad de crear un ambiente agradable, las personas no se sienten incómodas cuando están conmigo; Pero con Federico fue distinto. Nunca entendí el por qué. En esa primera charla supuse que era obvio que no iba a soltarse, por eso no me importó demasiado. Cinco horas estuvimos metidos ahí adentro hablando de la vida, desde las cinco de la tarde hasta las diez de la noche (que era la hora en que el bar cerraba).

Dos días después decidimos juntarnos de nuevo, y después de una tarde entera juntos, nos dimos nuestro primer beso. El día del Bicentenario fue, 25 de Mayo de 2010. Qué fechas de mierda las que tengo con Federico, nunca me las voy a poder olvidar. 
De ahí en adelante empezamos a vernos más seguido, y le fui tomando mucho cariño. Más del debido.
Él acababa de salir de una relación muy difícil, y yo... yo estaba desesperada por querer a alguien. Estuve mal en dar lugar a que me pasaran cosas con él, pero no lo podía evitar (y tampoco quería). No sé por qué Federico fue tan especial en mi vida, casi no llegué a conocerlo, no me dejó conocerlo.
Aproximadamente tres veces por semana nos juntábamos a merendar en un café, a charlar en mi casa, o a comer facturas y cindor en la plaza. Eran los tiempos que teníamos libres en común, y los aprovechábamos al máximo, realmente lo pasaba muy bien, creo que ambos nos divertíamos mucho. No entiendo por qué, pero le costaba acercarse a mí. Me refiero a que si alguien nos hubiera visto sentados en una plaza, hubiera pensado que éramos amigos en vez de "pareja". La cercanía física entre los dos no existía mucho, y eso sinceramente no me gustaba nada y me ponía incómoda. No insinúo que teníamos que estar pegados como dos adolescentes en celo, lo que pasaba es que este muchacho ya se iba para el otro extremo.

viernes, 29 de octubre de 2010

Federico I

Odio cruzármelo en el tren. ¡Odio cruzármelo en el tren!
No puedo entender cómo antes nunca en mi vida me lo crucé, y ahora sí.




Muchos dirán que a Federico lo conocí por casualidad. Yo diría que lo conocí a la fuerza; Lo obligué a conocernos.
A mediados de Mayo de este año, de casualidad pispeé mi lista de msn y me di cuenta que tenía 5 personas cuyo nick era "Juan". Había uno que no sabía quién era, por lo que ingresé su nombre en el buscador de facebook. Maravillosa herramienta a la hora de ser un stalker. Resultó ser un chico que conozco de vista hace muchos años pero con el cual nunca tuve contacto. Solicitud de amistad enviada y aceptada, perfil explorado, nada interesante encontrado. Ah no, nada interesante no.
Mi atención fue captada por algo en particular: una fémina le firmó el muro a este chico, y Federico comentó en dicha firma que le gustaba el nombre de la chica. No me pregunten por qué hice click en el nombre de Federico, porque no lo sé. Creo que el que me guste muchísimo ese nombre no es motivo suficiente. No tengo idea. Solamente sé que hice click, y encontré un perfil que solamente dejaba ver sus fotos de perfil. ¡Y qué fotos!
Creo que hacía mucho tiempo que no veía en alguien esos rasgos particulares que me atraen tanto en un hombre. Federico es un combo de muchos aspectos físicos (y psicológicos, pero en ese momento no lo sabía) que me agradan en demasía. Así que no dudé en enviarle a él también una solicitud de amistad.
Verán, jamás en mi vida tuve en una red social a alguien que no conociese (y/o no me interesara tener); Me parece inservible estar "conectada" con alguien a quien no le incumbe mi vida personal. Pero con Federico rompí esa regla. Me auto-impuse la excusa de que todo el mundo tenía a personas totalmente desconocidas. ¿Por qué yo no me iba a permitir este pequeño desliz? Además esa acción iba a morir ahí, no pensaba entablar conversación o algo similar. Enviar solicitud. 


Dos horas más tarde -en las últimas horas de un sábado- ya había sido aceptada. ¿Y ahora qué? ¿Hablarle, firmarle el muro? Claramente no. Quizás algún día le dijera algo, pero ese no iba a ser el día. Minutos más tarde me llegaba un "Federico posted on your wall". ¡¿Qué?! Increíble. ¿Nos conocemos?, me preguntó. La puta madre. ¿Qué carajo podía llegar a inventarle? Le tecleé lo que primero se me vino a la mente. Te conozco de algún lugar, pero juro que no puedo sacarte la ficha. Ay dios qué mala sos mintiendo bombona, esto no es lo tuyo. Me acabo de acordar que jamás utilizo el término "bombona", y nunca nadie más que Federico lo utilizó conmigo. Me encantaba que me diga bombona, me volvía loca. Es increíble cómo juega el subconsciente.
Luego de la peor mentira que podría haber dicho, ya nada más quedaba por hacer. Olvidate de un nuevo contacto por parte de él, lo mínimo que podía esperar era un eliminar de mis amigos en ese mismo instante.
Para mi sorpresa, al día siguiente -domingo- pispeé para ver si había ocurrido y no. Es más, Federico me había agregado al msn.
Me preguntó si ahora ya me había acordado de dónde lo conocía; Le dije que el hecho de que me agregara al msn no me iba a hacer acordar mágicamente. Tiempo más tarde me confesó que esa contestación lo irritó mucho, y que casi me manda a cagar. Esa primera charla duró aproximadamente 5 horas.

martes, 26 de octubre de 2010

No hagan esto en sus casas

bαsofiα ·• dice (20:36):
*más te vale que por lo menos estés bien marcado la próxima vez que te vea

-martin dice (20:36):
*no, estoy re fofo, bariloche me arruinó

bαsofiα ·• dice (20:36):
*bueno, METELE PILA

-martin dice (20:36):
*estaba marcado antes, jajaja

bαsofiα ·• dice (20:36):
*yo también estoy yendo al gim
*en un mes soy una modelito, olvidate


-martin dice (20:37):
*no pidas mucho, con lo que chupo no me marco un carajo
*si nos vamos aponer en pretenciosos, más vale qe te crezcan las tetas boluda

bαsofiα ·• dice (20:37):
*QUE SORETE QUE SOS

-martin dice (20:37):
*jajajaja era un chiste bebi

bαsofiα ·• dice (20:37):
*sabé que acabás de dar un golpe bajo
*muy


-martin dice (20:37):

*te voy a pagar las tetas, cuando seas más grande

bαsofiα ·• dice (20:37):

*la estás embarrando

-martin dice (20:38):

*
*me voy posta


bαsofiα ·• dice (20:38):
*me ofendí, anotalo

-martin dice (20:38):
*nos hablamos
*
♥♥

bαsofiα ·• dice (20:38):

*patinate en la ducha.

-martin dice (20:38):

*

lunes, 25 de octubre de 2010

Qué paja

El sábado -no recuerdo si eran las once de la noche o las dos de la mañana- estaba en la computadora muy tranquila leyendo en silencio, cuando de repente se empezó a escuchar el ruido de un motor que no quería prenderse. Una, dos, tres veces. Durante aproximadamente 10 minutos estuvo alguien intentando arrancar un auto.
¡Llegué al punto de perder la paciencia y empezar a preocuparme por esa pobre alma que ahora carecía de un móvil para transportarse! En su lugar, me hubiera pueso a rodar por el suelo con brazos y piernas encogidos gritando ¡oh dios!, ¡oh dios!, ¡oh dios! 
Después de unos 10 minutos interminables de ese ruido terrorífico, arrancó. Pegué un saltito en la silla y con los puñitos cerrados y expresión de triunfo dije ¡SÍ!

domingo, 24 de octubre de 2010

Sucesitos dominicales IV

Éramos Chinese Girl, Tetas y yo. Nos comimos media docena de sánguches de miga, 1/4 de pepas de membrillo, 1/4 de palmeritas y 1/4 de galletitas de naranja.
Ellas no daban más, pero yo agregué un bonus de frutillas mojadas en azúcar.

sábado, 23 de octubre de 2010

Anginas de viernes por la noche

Me encanta viajar en tren. Cada vez que lo hago, saco una buena anécdota.
La de esta semana corresponde al día viernes 22 de Octubre, a las 00.45 hs aproximadamente. Decidimos salir por capital, así que a las doce de la noche estábamos todas en la estación. A esa hora no pasa muy seguido el Sarmiento, por lo que tuvimos que esperar 45 minutos al aire libre. Anginas +1.
A 15 minutos de haber llegado algunas de las chicas dijeron de ir a un café que quedaba a dos cuadras, pero era fija que íbamos a terminar perdiendo el tren si nos íbamos, somos muy colgadas; Así que las obligué a todas a quedarse.
Cuando llegó el bendito tren (con 5 minutos de retraso, puto) no sé por qué no nos subimos. Los trenes que van hacia moreno, vienen por la izquierda, mientras que los que van a capital, por la derecha. Este vino por la izquierda pero en dirección a capital, y eso nos hizo dudar. En el último segundo decidimos subir, con tanta mala suerte de que se nos cerró la puerta en la cara. ¡No podía ser! Encima, el próximo tren pasaba a las dos y media de la mañana, no podíamos darnos el lujo de perder el que ya se encontraba ahí.
Milagrosamente, dos bondadosos muchachos -que luego me percaté eran muy bonitos- intentaron abrir las puertas, pero estaba un poco difícil la cosa. El tren a punto de arrancar, y todos haciendo fuerza para abrir esas puertas del ojete; Mientras yo me reía. Al final las pudieron hacer ceder un poco, por lo que pegamos un salto increíble hacia adentro del vagón. Todos nos miraban.

viernes, 22 de octubre de 2010

ñami ñami

Cómo me morfaría una torta de mousse de chocolate con base de brownie y charlotte por arriba.
O en su defecto,
una torta de mousse de naranja con una capita fina de chocolate por arriba;
un lemon pie (pero que sea con poco merengue por favor);
una tarta de manzana espolvoreada con canela (como esas que hace mi mami);
un budín hecho con mucha ralladura de limón (o mandarina si es que no hay);
unos brownies bien bien chocolatosos (¡oh jesús!);
unas frutillas maseradas por dos días en azúcar (pero sin crema porque no me gusta);
una copa de mousse de chocolate con muchos furtos rojos por arriba;
unos panqueques bien gorditos con dulce de leche o alguna mermelada casera bien rica;
un alfajor havanna (bueno, uno de cada gusto);
unos churros rellenos de dulce de leche (pero que sean recién hechos, calentitos);
unas galletitas de limón (de esas que venden en la panadería de acá a la vuelta)
y quizás también unas rodajas de ananá.

miércoles, 20 de octubre de 2010

Soñé que...

estaba en de vacaciones con mi familia en una casa vaya a uno a saber dónde. La cuestión es que primero teníamos que irles a pedir a unos perros unos auriculares, pero se terminaban enojando y nos corrían por toda la casa. En una parte del recorrido había que subir una escalera y saltar una reja, y siempre me lastimaba cuando intentaba hacerlo. Más tarde la casa se incendiaba, y yo tenía que salvar a mi hermanita de 10 años y la mayor cantidad de cosas posibles: celular, plata, mp4 (?), y demás. El piso estaba muy caliente y yo estaba descalza, y a medida que iba caminando por la planta alta me iba quemando los pies y sufría.
No se cómo, terminamos en un boliche que también se incendió. Estaba sentada con mis amigas y mi hermanita cerca de una venana, y empecé a sentir que no podía respirar bien. Abrí la ventana, asomé la cabeza y ¡vi que se estaba incendiando todo! Para qué. Mi hermanita estaba ebria, y tenía que maniobrar con ella e intentar que la estructura del boliche no nos aplaste a medida que se estaba cayendo (léase escombros, paredes, techo, vidrios).
No se cómo logré salir -aunque casi me muero en el medio- y les entregué a mi hermanita sana y salva a mis padres. Acto seguido me puse a llorar.
Por último, yo supuestamente era lesbiana y quería darme unos  besos con una chica, aunque en realidad tenía la cara de un primo mío, así que no entendía muy bien por qué yo era lesbiana. Teníamos un libro que nos explicaba cómo ser homosexuales y las mejores formas de disfrutar; Pero de repente aparece una gente que no quería que estemos juntos, y nos empezaron a hacer maldades.
No recuerdo bien, pero un flaco masticó y tragó vidrio y una loca enchufó la minipimer y me la quiso clavar en la espalda, aunque pude desenchufarla antes de pueda hacerme más que un agujero en la remera.


No me gusta tener estos sueños.

martes, 19 de octubre de 2010

Jodidoh

Últimamente soy una bola de nervios. Cada vez me voy agregando más actividades y me surgen más cosas para hacer; Y cada vez tengo más paja de seguir viviendo. La verdad no sé como carajo funciona mi psiquis, debo tener algo de masoca en el inconsciente. Cuando no tengo nada que hacer, me quejo porque no tengo nada que hacer; Y cuando tengo mil cosas, también. Hoy por hoy poseo un nivel de gataflorismo por arriba del conveniente.
Ah, y cuando digo que soy una bola de nervios, I mean it. Con decir que hace una semana me estoy levantando 5 minutos antes de que me suene la alarma del celular a la mañana, ya no hay nada más que aclarar. O sea, 5 (¡cinco!) minutos antes. Creo que realmente estoy jodida, ¿a quién le pasan usualmente estas cosas? A mí por lo menos, no. On top of that, no me está viniendo. Andrés debería haber pasado a saludar el lunes 18 de Octubre aproximadamente a las 6 a.m. -como suele hacerlo cada vez que viene, es re goma con eso de hacerme madrugar- y el desvergonzado todavía no se dio el lujo de hacerse notar, aunque padezco los síntomas del spm con una notoria claridad.
Esto de somatizar es una real poronga.

lunes, 18 de octubre de 2010

Efectos secundarios

La primavera me está dando muchas muchas muchas ganas de coger.
Y nada, eso.

sábado, 16 de octubre de 2010

Valeria, mi tía joven.

Me siento un poco mal al decir "Al Fin!"; Pero la verdad que otra cosa para decir no me queda.
Todo duró menos de un año, la enfermedad te consumió en apenas 10 meses. La verdad que todo esto es increíble, no encuentro palabras para describir la terrible injusticia que viviste durante toda tu vida.
Si no me fallan los cálculos, debido a un accidente de auto te quedaste sin papá a los pocos meses de haber nacido, y tu mamá, Raquel, quedó casi lisiada de por vida después de haber estado internada al borde de la muerte durante 6 meses. Dos hermanos, Andrés y Mariana, 6 y 8 años mayores que vos respectivamente, te criaron desde chiquita; Raquel no podía hacer ningún tipo de esfuerzo.
Unos años después del accidente, el -supuestamente curado- cáncer de mama de Raquel derivó una metástasis en los huesos. Así diez años, diez años de sufrimiento, alargando la vida. ¿Vida? Eso no era vida, de niguna manera. ¿Cómo alguien puede llamar vida a eso? Soportaste junto a tus dos hermanos la vida miserable de tu vieja, diez años de agonía, hasta que no soportó más y falleció unos meses antes de que yo naciera, cuando mi viejo tenía 21 y vos 16.
Siempre cuentan el día en que yo nací; Y lo quiero compartir con los demás.
Dicen que el día que yo nací, "Vale corrió". Desde los 12 años tuvo problemas en la rodilla, pero recién a los 28 se empezó a tratar  luego de haber bajado de un colectivo en año nuevo, y que se le haya salido la rodilla de lugar en plena calle. Que Vale corriera era un suceso asombroso. Y el día que yo nací, ella corrió. Escribir esto ahora me hace llorar, pero cuando en unos años lo recuerde, voy a ser la persona más feliz cuando piense que eras "mi tía joven más mejor".
Siguiendo con la historia, te mudaste sola a la edad de 20 años, si no me quivoco. Aunque eras bastante torpe en todos los sentidos habidos y por haber, siempre te las arreglaste sola.
Nunca te conocí un novio, salvo de algunos de los que tengo vagos recuerdos porque era muy chiquita.
Hace 11 años viajaste a Europa, para entrar a uno de los tantos cursos que hiciste en tu vida; Esta vez fue en Londres. Conociste un muchacho de Suiza, Mark. ¿Quién iba a decir que 10 años después, este muchacho iba a ser el amor de tu vida? Sí, 10 años tardaron en darse cuenta que estaban hechos el uno para el otro.
Todavía me acuerdo, el día que llegaron Mark y vos del viaje a México y nos contaste a mi vieja y a mí que  se te había declarado. Parece como si fuera ayer, aunque ya haya pasado un año y algunos meses.
Fue muy difícil tomar la decisión de irte a vivir allá, pero la verdad era lo que más les convenía a los dos; Nunca se veían, eran muy escasas las veces que Mark podía venir a Argentina unos pocos días.
Nos consultaste una y mil veces qué era lo que tenías que hacer, hasta que te convencimos de que te vayas.  En mi opinión, la oportunidad de tu vida.
El 17 de diciembre del 2007 te ibas. Ya habías vaciado casi íntegramente el departamento, estuviste todo el año para ubicar todas tus cosas en la casa de familiares y amigos.
Te sentías mal, seguramente eran los nervios. Sí, tenían que ser los nervios, no podía ser otra cosa, no podía pasar nada malo, era todo perfecto. Pero no, te equivocaste.
El 15 de Diciembre, después de reiteradas visitas a distintos médicos, te diagnosticaron un quiste en un ovario. Igual, no pasaba nada, seguro era una boludez. Pero como no podía ser de otra forma, el estudio nos mostró que era un tumor maligno. Tenías cáncer; Pero no cualquier tipo; Tenías cáncer de ovario, el cáncer más agresivo que puede llegar a haber en el cuerpo de una mujer.
Cómo lloraron todos, fue impresionante. La fuerza que tuve que hacer en esos momentos todavía me hace llorar. Era estar todo el día con una sonrisa en la cara  para que los demás no vean que estaba preocupada y no se preocupen ellos, y segundo, para bancarlos a todos. Comprobé que una sonrisa puede cambiarle el día a alguien. Y lo mínimo que podía llegar a hacer era alegrarle el día a mi viejo, asique nunca me quedó otra.
Era llorar todas las noches en la cama para sacarme la angustia de estar todo el día sonriendo, y dándole ánimo a los demás.
Operación va, operación viene, quimioterapias y demás tratamientos no surtieron efecto. No te ibas a poder salvar, era cuestión de esperar. Pasó el tiempo, empeoraste.
Hace un mes, estabas más o menos bien. Una semana después, era increíble el deterioro que tenías. Y otra más, hace dos semanas, ya no pude soportarlo. Fue la última vez que te vi. Me invitaste a cenar milanesas, y sabés que no te iba a decir que no, porque me encantan. ¡No era que no quería ir a visitarte porque me molestaba! Te juro que no podía verte así. Y las milanesas fueron una excusa para que vaya, tu último recurso desesperado para verme. Cuando entré, no lo podía creer. Una persona no puede cambiar tanto en una semana. No, esa chica no era mi tía, no podía ser mi tía.
No te podía mirar a los ojos, me daba una mezcla de impresión, compasión, miedo. Decidí que no te quería volver a ver. Y no creo que haya sido egoísta; No quería quedarme con una imagen de mi tía peor que la que ya había visto; Recordarte como un cuasi cadáver no era algo que pudiera afrontar.
Después de eso, ya ni preguntaba por vos. Solamente escuchaba conversaciones de teléfono en las que mi vieja le contaba a familiares cómo estabas y la evolución de la enfermedad. Morfina, y sedantes varios. Si no, te ibas a morir del dolor.
Me explicaron que la morfina y todo eso que te daban te sacaban el sodio del cuerpo, y el cerebro sin sodio no puede funcionar. Así que delirabas, no estabas lúcida. Casi no reconocías a tus familiares. Claro está que no te podías mover, había que cargarte hasta para ir al baño,la cama o una silla; Necesitabas una enfermera 24 hs, ya no era suficiente que haya alguien a la noche.
Arreglamos una visita sorpresa para vos, la última alegría que podías llegar a vivir acá con nosotros. Llegó Mark, estuviste feliz.
Ese muchacho tiene el corazón más grande del mundo. Se podría haber borrado, vive completamente en el otro lado del universo; Y sin embargo se bancó como un rey venir a ver a su prometida moribunda. Es algo de no creer, realmente. Y es más, tiempo después de que falleciste, vino a visitarnos una semana y nos invitó a que vayamos allá todos, que nos daba alojamiento en su casa.
Mark llegó a la mañana. Ese mismo día, llamó la enfermera a las 12 de la noche porque dijo que tenías mal la presión. Mis viejos  fueron los dos a verte, yo me fui a acostar porque estaba muy cansada.
El viernes a las 7 de la mañana, cuando me levanté para ir al colegio, escuché a mi papa dicéndole a alguien por teléfono que te habías muerto en brazos de Mark a las 3 de la mañana.
Es imposible describir el torbellino de cosas que se me pasó por la cabeza en ese segundo, imposible.



No tengo idea de la fecha en que falleció mi tía; Mi mente se autodefiende olvidando fechas tristes. Pero lo que sí sé es que fue en Octubre de 2009; Ahí fue cuando escribí esto.
Hoy revisando cosas lo encontré, y pensé publicarlo acá para darle un pequeñísimo espacio en el mundo virtual; Y para que las personas que pasan por acá conozcan -muy superficialmente- su historia desde mi perspectiva. No creo en la vida más allá de la muerte, así que no se lo dedico a ella, me lo dedico a mí, para nunca olvidarme de quién fue mi tía joven más mejor.

viernes, 15 de octubre de 2010

Se viene la lluvia...

Y YO QUIERO QUE LLUEVA PORQUE QUIERO VER-GOTAS!
(aunque también me gustaría estar en el río para pasear en lanchota.)



Creo que estas dos oraciones fueron lo que más me hizo reír en la semana, y más la forma de pronunciarlas de Pandeiro.
Hoy debutaré en la clase de "Ritmos Latinos" del gym, obligada por mis amigas que quieren reírse de mí. A veces pienso que soy demasiado buena.

jueves, 14 de octubre de 2010

Culinarios

Zanahoria:
*che yo quería que Chinese Girl me haga una trenza cocidaa.

Sofía:
*cosida.
*cocida es en el horno.






 Estoy de mal humor y la humanidad merece mi odio. No me banco mi propio ser, es la ñaña

miércoles, 13 de octubre de 2010

Hoy estoy hecha una seda

Así que les canto un poquito:


me saco un moco lo estiro poco a poco
lo redondeo y lo miro con deseo
yo me lo como, y el sabe como a moco
me saco otro y vuelvo a empezar

martes, 12 de octubre de 2010

Perspicaz en demasía

Soy de esas personas que cuando hay que seguirle la corriente a alguien, no se dan cuenta y empiezan a decir todo lo contrario a viva voz.
Me han hecho gestos con la cabeza y/o manos, miradas cómplices, pellizcos, hasta han llegado a patearme y yo no me he dado cuenta de que tenía que seguir la corriente de lo que se decía; Es más, pregunté a los gritos ¿PODRÍAS DEJAR DE PATEARME?
Y nada, eso.