miércoles, 1 de diciembre de 2010

Game over

Hoy fue mi último día de colegio. Listo, ya está, sefiní, nunca más. Nunca creí que este momento iba a llegar. 

"Qué grande que está, ya termina el colegio". ¿Grande? Yo no soy grande. Sigo siendo esa nenita que jugaba con los tuppers de la alacena cuando tenía tres, que jugaba a ser un pokemón en primer grado, que solamente era amiga de los varones en séptimo; Yo grande no soy. Me niego rotundamente a crecer. Pero... ¿Acaso crecer es a elección? Evidentemente no.

Por eso hoy soy consciente de todo lo que significa terminar el colegio y quiero agradecerles a todos.
Les agradezco a todas las personas que formaron parte de mi vida -tanto en el colegio como fuera de él-, pero por sobre todas las cosas, les agradezco a mis padres que se deslomaron laburando para poder pagarme un colegio como la gente, y a mis amigos, que me educaron con cosas que no se aprenden en el colegio y que hicieron que el mismo sea una fiesta en vez de una cárcel.


Esto va dedicado para los que me acompañaron este último año:

5 comentarios:

Tom dijo...

Felicitaciones, la verdadera joda empieza ahora, enjoy.

Pablo dijo...

Ahora empieza la joda linda en serio! Yo la secundaria la terminé en el ´95... hacé las cuentas! jajajaja!

Todavía soy joven y te puedo asegurar que recién estas empezando lo mejor! Atajate!

Beso y felicitaciones!

sofía dijo...

¿Acaso los mayores me están diciendo que la vida es andar de joda en joda? Es un viva la pepa esto, loco!

Tom dijo...

Aboslutamente.

Peperina dijo...

Yo la terminé ace poco, pero te aseguro que es un viva la pepa muuucho más groso que la secundaria.