domingo, 5 de diciembre de 2010

Camino por la calle y escucho...

"Es que con santi pensábamos ir al coto viste, pero después de misa"




Más allá de mi postura anti-religión, ¿todavía existe gente que va a misa? ¡come on!

6 comentarios:

sofi dijo...

¿Qué tiene de malo ir a misa? Es parte de la religión.

sofía dijo...

Ya explicité que la práctica de la religión para mí no es algo coherente, yo diría que no pregunten si no quieren escuchar una perorata al respecto.

Peperina dijo...

Sí, demasiada gente sigue yendo. Y el 99% de esa gente deben ser familiares míos.

Un bajón.

sofía dijo...

Peperina, (sin ánimos de ofender a nadie religioso) te compadezco. Mi familia es de un ateísmo recalcitrante por el lado de madre y de un catolicismo muy chupasirios por el lado de padre; Pero bue, que se le va a hacer!

Pablo dijo...

Mirá, estoy a cuadras de un "templo" de esos "Rey de Reyes"... comentarios o subjetividades aparte, pero me sorprende la cantidad de se junta esperando por horas hasta poder entrar! La vida no está en otro lado? Si Dios nos quiere, no nos querrá con una vida más plena para cada uno en vez de llenandole los bolsillos a otros??? Qué se yo... cada uno con su cada uno, es decir: con lo que puede y como puede!

Beso

Peperina dijo...

Compadeceme, nomás. No por tener una familia religiosa, sino por ser una atea recalcitrante dentro de una familia religiosa...