viernes, 29 de octubre de 2010

Federico I

Odio cruzármelo en el tren. ¡Odio cruzármelo en el tren!
No puedo entender cómo antes nunca en mi vida me lo crucé, y ahora sí.




Muchos dirán que a Federico lo conocí por casualidad. Yo diría que lo conocí a la fuerza; Lo obligué a conocernos.
A mediados de Mayo de este año, de casualidad pispeé mi lista de msn y me di cuenta que tenía 5 personas cuyo nick era "Juan". Había uno que no sabía quién era, por lo que ingresé su nombre en el buscador de facebook. Maravillosa herramienta a la hora de ser un stalker. Resultó ser un chico que conozco de vista hace muchos años pero con el cual nunca tuve contacto. Solicitud de amistad enviada y aceptada, perfil explorado, nada interesante encontrado. Ah no, nada interesante no.
Mi atención fue captada por algo en particular: una fémina le firmó el muro a este chico, y Federico comentó en dicha firma que le gustaba el nombre de la chica. No me pregunten por qué hice click en el nombre de Federico, porque no lo sé. Creo que el que me guste muchísimo ese nombre no es motivo suficiente. No tengo idea. Solamente sé que hice click, y encontré un perfil que solamente dejaba ver sus fotos de perfil. ¡Y qué fotos!
Creo que hacía mucho tiempo que no veía en alguien esos rasgos particulares que me atraen tanto en un hombre. Federico es un combo de muchos aspectos físicos (y psicológicos, pero en ese momento no lo sabía) que me agradan en demasía. Así que no dudé en enviarle a él también una solicitud de amistad.
Verán, jamás en mi vida tuve en una red social a alguien que no conociese (y/o no me interesara tener); Me parece inservible estar "conectada" con alguien a quien no le incumbe mi vida personal. Pero con Federico rompí esa regla. Me auto-impuse la excusa de que todo el mundo tenía a personas totalmente desconocidas. ¿Por qué yo no me iba a permitir este pequeño desliz? Además esa acción iba a morir ahí, no pensaba entablar conversación o algo similar. Enviar solicitud. 


Dos horas más tarde -en las últimas horas de un sábado- ya había sido aceptada. ¿Y ahora qué? ¿Hablarle, firmarle el muro? Claramente no. Quizás algún día le dijera algo, pero ese no iba a ser el día. Minutos más tarde me llegaba un "Federico posted on your wall". ¡¿Qué?! Increíble. ¿Nos conocemos?, me preguntó. La puta madre. ¿Qué carajo podía llegar a inventarle? Le tecleé lo que primero se me vino a la mente. Te conozco de algún lugar, pero juro que no puedo sacarte la ficha. Ay dios qué mala sos mintiendo bombona, esto no es lo tuyo. Me acabo de acordar que jamás utilizo el término "bombona", y nunca nadie más que Federico lo utilizó conmigo. Me encantaba que me diga bombona, me volvía loca. Es increíble cómo juega el subconsciente.
Luego de la peor mentira que podría haber dicho, ya nada más quedaba por hacer. Olvidate de un nuevo contacto por parte de él, lo mínimo que podía esperar era un eliminar de mis amigos en ese mismo instante.
Para mi sorpresa, al día siguiente -domingo- pispeé para ver si había ocurrido y no. Es más, Federico me había agregado al msn.
Me preguntó si ahora ya me había acordado de dónde lo conocía; Le dije que el hecho de que me agregara al msn no me iba a hacer acordar mágicamente. Tiempo más tarde me confesó que esa contestación lo irritó mucho, y que casi me manda a cagar. Esa primera charla duró aproximadamente 5 horas.

9 comentarios:

Fėdė.. dijo...

está bueno agregar por más que tan desconocido fuese, total ante cualquier cosa estás a un "Delete" de distancia, y listo! como si nada hubiese pasado.
Federico se tenía que llamar, que jugador (?) jaja
un beso sofi.

sofía dijo...

En realidad creo que nunca lo tendría que haber conocido jajaja. Estoy lejos del "como si nada hubiese pasado"

J dijo...

Federicos... son traumaticos (?) o tienen un iman hacia ciertos ideales muy originales que suelen cautivarte. Redactado por experiencia propia jajaja. Son una debilidad/problema importante

Tom dijo...

Quiero saber que paso con el muchacho, hubo intimación? formalismos?

sofía dijo...

J no me digas eso por dios! Ya me pasa con los Gastones (y tengo un prontuario numeroso de Santiagos), no dá agregarle Federicos.

Tomi no te impacientes, es la primer entrega Federiquística! Mañana habrá más.

Pablo dijo...

Muy bueno, che! Quedo intrigado por la próxima entrega!

Beso

C. dijo...

ahhhhh bua!
Interesante humm

sofía dijo...

Me alegra que por lo menos se haya convertido en una anécdota interesante Pablo y C.

Lolita dijo...

Ahora quiero que llegue mañana para ver cómo sigue.
Me encanta leer historias de este tipo (chusma de mierda mode: on)