domingo, 31 de octubre de 2010

Federico III

Estaba todo bien. Nos veíamos, nos chateábamos, nos mensajeábamos. Realmente yo estaba muy cómoda y muy contenta con él. A la hora de entrablar una relación con alguien, lo que menos suele importarme es su aspecto físico. Y cuando digo que no me importa, I really mean it (¡si tan sólo pudieran ver lo que era mi ex novio!); Por lo que estaba contentísima con Federico. Además de caerme realmente bien y poseer esas actitudes y detalles que hacen que enloquezca de amor, era demasiado bonito. Lo que se diría un combo.

A estas alturas yo ya me sentía Madonna, Britney y Lady Gaga juntas (?), "estaba en mi salsa" como diría Zanahoria. Hasta que tuvimos la primer pelea.
Estábamos hablando vía msn, y  -no recuerdo cómo ni por qué- le dije que al final terminaba siendo igual a todos los demás. No era una charla seria ni nada que se le pareciese, un ejemplo de las tonteces que estábamos hablando sería "me gusta usar remera en vez de camiseta", a lo que yo le respondí "sos igual a todos", sí, a ese nivel de idiotez. Parece ser que se lo tomó demasiado en serio, porque se desconectó (mejor dicho, me bloqueó, ¡COME ON! ¿15 años tenemos?).
Por mi parte, yo no entendía nada. Le mandé un mensaje preguntando qué pasaba, si se le había caído la conexión o qué. Me respondió algo que me dio a entender que estaba enojado por lo que dije, que después hablábamos. Yo no lo podía creer, ¿qué carajo le pasaba al estúpido? Como buena rompebolas que soy, lo llamé; Es imposible que alguien me deje sin una respuesta satisfactoria a lo que estoy preguntando, y esa no iba a ser la excepción. Tu, tu, tu, tu, tu. Te has conectado con la casilla de mensajes de...
¿Perdón?  Me retracto, no tenemos 15, tenemos 12 años. Para este momento yo ya estaba flasheando que me había mandado una bien jodida, no entendía absolutamente nada de lo que estaba pasando. Lo llamé de nuevo, y me atendió; Me dijo que no había llegado a atender antes (hagamos de cuenta que ese chamuyo no lo escuché). Le pregunté qué carajo le pasaba, que por qué hacía esas pelotudeces; Resumiendo, me dijo que le había caído muy mal que le diga que era igual a todos los demás, porque él intentaba "no ser como todos los demás forros que habían dando vueltas" y no iba a aceptar que yo le diga algo así. Bueno ok, acá tenemos un serio problema que no supe ver en su momento, queridito ya te saqué un pase libre para el Borda. Besos. 

Al final lo terminé resolviendo de la manera más rápida y efectiva, le pedí perdón. Juro que yo me había puesto mal en serio, me puso mal que él se haya puesto tan mal; además del psicopateo que me hizo para que yo me sienta como una real sorete.
Le pedí que la próxima vez que algo de cayera mal, que me lo haga saber para ver cómo se solucionaba, que desconectándose misteriosamente yo no iba a darme cuenta porque no tenía la bola de cristal que permite ver todo. A eso, me respondió que no me preocupara si él se borraba de repente, que eran mambos de él, que no me hiciera la cabeza porque seguro estaba todo bien. A medida que lo escribo voy pensando "¿no te dabas cuenta en lo que te estabas metiendo soretita?". La verdad que analizando todo esto me estoy dando cuenta que soy un real pelotuda *suena canción de boluda total de fondo*

Pasado esto, todo bien de vuelta; Más no por mucho tiempo. Dos semanas después vino la segunda pelea.

6 comentarios:

sofi dijo...

Listo, ya me atrapaste con tu historia. Te sigo! :)

Fėdė.. dijo...

ay, la histeria.. viene del latín, Hyster, que significa útero. pensaban que era un "mal" que solo tenían las mujeres de la epoca por cambio de humores que ya sabemos, una repentina bipolaridad. Después con el paso del tiempo se pudo poner en claro que no era algo netamente femenino. Que se muestra en ambos sexos. Ahora lo veo bien, que buen ejemplo (?)

Pablo dijo...

Eras torta y no lo sabias! Era una minita, dejame de joder... pero qué ofendidiza! jajajaja!

Coincido plenamente con vos, una pelotuda. Pero es tan fácil engancharse en pavadas y pelearse por nimiedades...

Tom dijo...

Quiero mas y mas!!!!

sofía dijo...

Jajaja gracias sofi, a partir de acá se pone jodida.


Buen dato Fede, muy interesante. Igual fue malo tener la práctica antes que la teoría.


Jajajajaja me hiciste reír Pablo. No sé si es fácil engancharse en pavadas; Lo que sí es fácil es engancharse con pavos.


Easy, Tom!

Christian Libonatti dijo...

Sigo con interes la historia. Me imagino el final, pero el desarrollo debe ser muy traumático, no? Que jodida es la gente a veces...

salú!