lunes, 29 de noviembre de 2010

Violencia familiar

Almuerzo del día lunes 29 de Noviembre junto a Madre y Hermana-púber. Padre se encuentra ausente trabajando.
La comida se desarrolla dentro de lo que se podría decir normal, con Madre preguntándole a Hermana-púber cómo le fue en el colegio. Hermana-púber tiene 11 asquerosos años, el comienzo de la peor etapa del ser humano todo.
Le cuenta entonces cómo es que le fue en el colegio y todo el stress que tiene; Es probable que Hermana-púber sufra la vida en vez de vivirla. Pareciera que ella es la protagonista de un dramón novelesco emitido por canal 9 a las dos y media de la tarde (cualquier semejanza con Marimar, María la del Barrio y demás novelas de Thalía es pura coincidencia).
Aparece entonces mi persona, posible antagonista principal de su novela, participando en la conversación. Le informo que me desagradah su cara y que afloje un poco con el dramón, que todos estamos cansados y queremos terminar el año. Hermana-púber se levanta, da la vuelta a la mesa y amaga a darme un correctivo en la parte de atrás de la cabeza, a lo casados con hijos. Madre le dice que no lo haga y mi persona la amenaza con hacer uso de la violencia doméstica para con su monstruoso ser. Haciendo caso omiso de ambas advertencias, procede a golpearme y huir cobardemente hacia su lado de la mesa, no sin que yo antes le propine un puntapié en el medio de sus prominentes nalgas.
Luego de proferir injurias con destinatario a su amorfa masa cuerperil, exclamo la poética frase "y encima te rebota todo el culo cuando te pego"; A lo que el maligno ser que tengo por hermana menor responde tirando una empanada a mi ojo derecho.

6 comentarios:

Tom dijo...

Que se cague, los menores deben ser apaleados por el bien de los mayores.

Bien imponiendo autoridad.

Pd. sos la única que nota mis bienvenidos! 10 felicitada.

Pablo dijo...

juaaaaaaaaaaaaaaaa! Seguí escribiendo sobre esa hermana que me resulta muy gracioso!

Eso si, qué poca memoria tenes de lo que es ser una mujercita con un brote de hormonas estallandote adentro sin saber cómo controlar eso! jajaja!

Beso

sofía dijo...

Tom: Siempre impongo autoridad, pero ahora que es el doble de ancho que yo, y (en breve) más alta que yo, se me va complicando el panorama. Antes le pegaba, ahora le tengo que hacer la psicológica jajaja.
Ah, y siempre los noto. Ya te dije que son lo más.


Pablo: Puedo llegar a basar el blog en anécdotas hermaneriles, y aún así quedarían cosas sin contar, esta piba sorprende día a día. ¡Y lo de las hormonas es un capítulo que prefiero borrar de mi memoria! (aunque no era tan enferma como ella, mis padres son testigos)

La Criatura dijo...

¿taba rica la empanada por lo menos?

J dijo...

Pero igual hay algo primordial, que es defender y amar nuestra familia argentina, preservar la fe y la moral.. (8) viudas e hijas del rockenrrolllll, la verdad que me imagine toda la nota con ese tema en mi cabeza, tremendo.

sofía dijo...

Carezco de papilas gustativas en el ojo criatura!


Jajajaj me matás, J.