miércoles, 10 de noviembre de 2010

Federico VI - Finale

Cuando digo que lloré una semana, I really mean it. Nunca entendí por qué Federico fue tan especial para mí en ese momento; Aunque supongo que fue debido a que ya no aguantaba más la soltería y estaba dispuesta a entregarle todo lo que tenía al primero que se me cruzara. Como sea, después de ese jueves 1 de Julio, hasta el zumbido de una mosca me hacía largar mares de lágrimas.
Hoy por hoy pienso en cómo me afectó, y la verdad no puedo creerlo. Ver su ícono online en el msn me devastaba, por lo que lo eliminé sin bloquearlo, de modo que él sí pudiera verme y hablarme si quisiera. Tenía la secreta esperanza de que se arrepintiera de todo lo que me había dicho y yo estaba dispuesta a recibirlo con los brazos abiertos, pero nunca sucedió.
Los días consecutivos a esa semana intenté interactuar con él, le pregunté por qué había decidido todo eso, por qué era que no podía sentirse cómodo conmigo. Realmente necesitaba una explicación. No supo decirme con certeza lo que yo quería saber, por lo que opté por la opción de no hablarle más y sacarlo de mi vida de una vez por todas.
Lo volví a eliminar del msn y cancelé la amistad de facebook para no tener que verlo, eso me partía el alma. Al día siguiente de haberlo borrado de Facebook, me preguntó si lo había borrado, por qué lo había borrado. Le expliqué que simplemente no tenía ganas de verlo, y le dejé de hablar. Varias veces se contactó conmigo vía msn, realmente nunca supe para qué -histeria que le dicen- y mis esperanzas se renovaban cada vez.

Pasaron dos meses y fue mi cumpleaños de 18. Ese día, 27 de Agosto, no me resistí y le mandé un mensaje. Cuando estábamos juntos habíamos hecho una apuesta. Él tiene 22 años y no domina el arte de manejar un vehículo, por lo cual claramente no tiene registro. Cuando me contó ese hecho -después de reírme a carcajadas en su cara y haberlo gastado hasta el cansancio- le dije que al día siguiente de que yo cumpliera 18 iba a sacar el registro, y que iba a ser una vergüenza que yo lo tuviera y él no. Me apostó que iba a sacar el registro antes que yo, y que me iba a sacar a pasear y todo. A lo que respondí ¿acaso soy un perro que me sacás a pasear?, pero no viene al caso. Acepté su apuesta, y le dije que los dos sabíamos que no iba a tener su registro para el viernes 27. 
Aproximadamente a las 5 de la tarde de ese viernes se sucedió esta seguidilla de mensajes: (tener en consideración que hacía aproximadamente más de un mes que no hablábamos)

Yo: "Perdiste la apuesta"

 Federico: "No me jodas"

Yo: "Por lo menos podrías decirme feliz cumpleaños"

Federico: "Sos vos la que cortaste el contacto porque te hacía mal, blablabla"

Creo que nunca me había tratado tan mal. No recuerdo qué me había dicho en el segundo mensaje, pero realmente me había tratado mal. Él siempre fue muy cortés cuando me tuvo que explicar las razones y motivos por los cuales ya no quería estar en una relación conmigo; Y siempre tuvo paciencia cada vez que yo le volvía a hacer la misma pregunta, pero ese día puedo decir que toda la caballerosidad que alguna vez tuvo para conmigo se le fue al carajo.
Me conecté y lo agregué para preguntarle qué carajo le pasaba, que le había dicho un chascarro amigable en ese mensaje y él me recibía así. Creo que peleamos, estoy segura de que lo hicimos, pero no recuerdo bien los tópicos. Días más tarde (o quizás el mismo día), volvimos a hablar. Dijimos que extrañábamos nuestras viejas conversaciones porque realmente eran muy entretenidas. Le pregunté por qué ya no hablábamos más, aunque sea podríamos entretenernos mutuamente sin ningún compromiso. Empezamos a hablar de las charlas que teníamos antes, de nuestra "relación"; Hasta que llegué al tema de una nena X.
Le comenté que nena X me parecía una boluda por variados motivos, y que hasta había llegado a darme un poquito de celos una vez que le firmó una foto haciéndose la interesante días después de nuestra separación (¿acaso venía a la carga una vez que yo había sido desplazada?), pero nada más. Nos reímos, me dijo que nunca habría sospechado que eso me iba a caer mal, que nada que ver ellos dos mientras nosotros estuvimos juntos. Nena X es una amiga de la hermana de un amigo suyo, y tiene 15 años. La bomba cayó cuando me dijo que, aunque nos estábamos riendo de yo decía que ella era una boluda, en realidad no lo era. Que estaban juntos hacía dos semanas.
Disculpame, ¿acaso vos tenés 22 años y estás con una nena de 15? ¿Realmente me estás diciendo eso? ¡¿Te das cuenta de que sos un hombre de veintidós años y estás cometiendo estupro con una púber de 15?! A esta altura nuestra amena conversación se convirtió en algo que no querría haber tenido nunca. Me dijo que no había estado con ella durante nuestra relación, pero eso realmente no me importaba. Aún considerándome alguien de personalidad fuerte y con ideas claras, con él me sentía disminuida. No es lo mismo una persona de 18 años que está en su último año de secundario, que una persona de 22. No me voy a poner a enumerar las diferencias, solamente digo que existe una brecha importante entre las dos edades; Y eso me incomodaba. No me gustaba el hecho de que, quizás, no era lo suficiente mujer para él. Es más, creo que fue mi mayor preocupación durante el tiempo que estuvimos juntos, aunque nunca se lo comenté. ¡Y ahora él estaba con una nena de15 años! Al carajo mi preocupación. Me puse a pensar en las cosas que yo hacía cuanto tenía 14, 15 años y llegué a la conclusión de que Federico tenía un leve retraso emocional.
Le dije de todo. Le dije que era una nena, que quizás era su primer relación, que no se daba cuenta en lo que se estaba metiendo. "Quien duerme con niños, amanece mojado" suelen decir. Y se enojó. Realmente se enojó muy mal. Desde entonces que no cruzo palabra con é; Decidí que era hora de dejarlo ir, no por él, si no por mí. Eliminé definitivamente de mi vida lo que restaba de él: sus historiales de conversación, su número de celular, su msn. Todo. 
Hace una semana me metí a curiosear en su perfil de facebook (que es público a medias), y me encontré con que "Federico está en una relación con ExNovia". Pobre nena X. 

9 comentarios:

J dijo...

A LA MERDA

Malco dijo...

Son histéricos e infantiles
pero no todos!
no dejes que una mala relacion te haga meterlos a todos en la misma bolsa!
Creo que haber dado este paso (o sea, pasar a tenerle "lastima") te va a ayudar a olvidarte de el!
Ojalá asi sea, y sino, con el tiempo!
Viví y que los demás la chupen!

pd: facebook es maquiavélico, esoty toalmente en contra! jaja
Besotes

Pablo dijo...

Qué bien que la saga esta terminó así! Bien por vos!

Sabes que hubiera sido peor? Que un flaco así se encaprichara con vos! O peor aún que estuviera con vos y anduviera desperdigando su inseguridad en forma de infidelidad por ahí!

Aceptá los consejos de Malco y de este viejo choto, te aseguro que vas a encontrar gente que valga la pena!

Beso

Tom dijo...

Mientras mas leo mas me doy cuenta de dos cosas:

1) El flaco era un imbecil. Mas alla de que te pueda haber encantado en su momento o no, el pibe era totalmente descartable, asi lo demostró.

2) Esto me lleva a deducir (puedo equivocarme, no lo tomes a mal) que vos idealizaste en el algo que buscabas y que no necesariamente encontraste.

Tenias 17, el pibe 22. Hormonas a full de ambos lados. Lo lloraste hasta la sequía y fué, ni mas ni menos, que un amor de adolescente tipo verano del 98.

Me encantó la historia, aplausos!

sofía dijo...

Lo mismo dijo J.


Toda la razón Malco, aunque cuesta encontrar uno que no sea tan así. Mientras tanto voy tropezando con las distintas piedras del camino.


Yo también me alegor, por mi sanidad mental sobre todo jajaja.


Tom, tenés toda la razón em ambos puntos. Claramente no valió mucho la pena haber gastado mi tiempo en él, solamente invertí en lecciones para el futuro; Y es obvio que lo idealicé mucho en su momento, pero ya pasó por suerte.



Me agrada que les haya gustado la historia a todos; Cuando tenga tiempo se viene un bonus track.

Fėdė.. dijo...

y hé aquí el fín de la majestuosa novela!
pienso que:
-Me da vergüenza ajena que se llame como yo.
-hoy a los 15 no se hace lo mismo que hace años atrás. antes jugaban a las barbies, ahora juegan con el muñeco.
- no vale la pena ponerse mal por alquien que no suma, solo resta.
-y nada.. eso, un pelotudo.

sofía dijo...

Yo te avisé que te iba a terminar dando vergüenza que él se llame como vos! jajaja. Ah,y buena reflexión la del muñeco

Lolita dijo...

Buenísima la historia, ¡quiero otra! El flaco, un histérico de mierda. Si tiene 22 y sale con una nena de 15 es claramente un inmaduro. ¿Qué puede interesarle de alguien de esa edad? ¿Qué cosas pueden tener en común? La única respuesta es, como dijiste vos, un retraso emocional. Menos mal que te alejaste. Puf, este muchacho me generó un odio terrible xD

F. Velvet dijo...

Debo admitir que me enganché leyendo todas las entradas de "Federico", de principio a final. Recién terminé de leerlas, todas de corrido.

Fue jodido lo que te pasó con esta persona, pero bueno, al menos es mejor que ahora "el pasado este pisado".

Encontré tu blog de la manera más random: a través del blog de una persona que ni siquiera sigo que te mencionó en una de sus entradas xD

No sé, por lo pronto te voy a decir algo: me gustó tu blog, así que serás seguida, si no es molestia, claro.