lunes, 28 de marzo de 2011

Aso, aso, aso!

Resulta ser que Ojitos deseaba que la acompañase a Palermo para que pudiésemos salir por allá; Esto me lo comunicaba cuando ya estaba anocheciendo, supongo que a eso de las siete de la tarde. Apenas me lo dijo, paró un colectivo y nos subimos rumbo a nuestro destino, no me dejó ir a bañar o alistarme para la ocasión.
Sin oponer resistencia subí, mientras que el colectivero me ofrecía un tequila. Le agradecí, pero le dije que no me agradaba dicha bebida, ya que la misma había ocasionado una de mis peores borracheras. El chofer, extrañado, me dijo que si quería viajar debía tomar el shot de tequila, sí o sí.

La gente normal paga por viajar en colectivo, yo tengo que tomar un tequila.

No recuerdo de qué manera pude zafarme del "boleto", pero afortunadamente pude hacerlo. Llegamos, baile fue, baile vino, terminó la noche y a mí se me ocurrió la excelsa idea de ir a dormir a lo del Ministro, que me quedaba muy cerca. Lo llamé y le comenté mi idea, la cual aceptó de agrado. Lo que no le comenté fue que no podía dejar sola a Ojitos, y que debía llevarla hasta su casa en Ituzaingó.

4 comentarios:

J dijo...

Yo vivo en Ituzaingo. Que onda Ignomania y vos eh eh eh?

Fėdė dijo...

"ituzaingó, un lugar para vivir"
Jota sabe.
cualquiera pensaría que a lo del ministro berlusconi, por como viene la mano (?)

Tom dijo...

Ituza, el planeta del tequila bondi y el sexo magistrado.

sofía dijo...

J: ¡Qué observadora! Algo hay, algo hay jajaja.

Fede: ¡Oh no por dios! Mejor pensá en el ministro de acá: http://ignomania.com.ar/

Tom: Esas frases que suelo escuchar! Una que también me dijeron: "El agua de Morón tiene rock". Y obvio: "En el oeste está el agite" jajaja. Algún día tengo que escribir sobre eso.