jueves, 28 de julio de 2011

Volví

¡A la pubertad volví! El grano que me salió la puta madre.




•Breve nota a la comunidad:
Realmente no estoy muy satisfecha con lo que estoy plasmando acá, si se llegase a leer las últimas diez entradas (¿o los últimos seis meses?) creo que podría notarse el estado de dejadez de este espacio. Las cuestiones personales que comenté anteriormente me carcomen en forma parcial el cerebro, y estos dos últimos días -como no podía ser de otra manera- terminé de derrapar jodido. En pocas palabras, lo contacté y jamás recibí respuesta. Te querés matar. 
Y nada, por otro lado parece ser lo que uno necesita, ¿no? Que le digan que no. Así nos dejamos de romper las pelotas un poquito y seguimos adelante.
Muchas gracias. 

7 comentarios:

gastmun dijo...

No te quejes, estas enjuventeciendo(si, lo invente, no se quejen). Dios santo, he recomendado una y mil veces evitar el llamado/contacto al sujeto desaparecido a mis amigas, las cuales siempre hacen los que se les canta y despues andan penando por la vida. Comporteseeeeee

Tom dijo...

No te rebajes, andá siempre de frente!

Tom dijo...

me diste una re idea...

Peperina dijo...

(shhh, secretito: claro que queremos que nos digan que no. Si nos dicen que sí, pensamos por dos minutos que las almas gemelas existen, que como dice Fito, después del amor viene el amor, y que Pappo no se murió. Y todos sabemos que todo eso es una terrible pelotudez).

Peperina dijo...

Ehhhhh y a los señores lectores de este blog, les aclaro: nosotras, las mujeres como amigos varones, somos primeramente mujeres, y después amigas. Es decir, aunque nos pidan por favor que no lo llamemos, aunque nos secuestren el celular, vamos a encontrar una cabina telefónica que aún funcione para hacer el llamado al celular que -seguramente- sabemos de memoria. Y entre nosotras nos gusta decirnos que eso nos hace superiores, para sentirnos menos felpudo, vió?

sofía dijo...

gast: ¡ENJUVENTECIENDO es una palabra realmente JEÑAL! Y sí, acepto que todas hacemos lo que se nos canta la cajeta y luego volvemos arrepentidas y llorando como boludas. Pero bueno, ¿qué se le va a hacer?

Tom: ¡Gracias por tus fieles consejos una vez más! Y en cuanto a la idea, es claro que es genial. Toda la vida quise hacerlo. ¿Tenés cámara? Jajajaja.

Pepu: *Suspiro* ¡Tenés tanta razón en todo!

Tom dijo...

si tengo! guiñooo guiñoo