miércoles, 20 de julio de 2011

Lo difícil

Que te dejen es difícil. Pero más difícil es dejar.
Pensarán que el que deja lo hace por falta de ganas de seguir. O por falta de amor, tal vez. En este caso es exactamente lo opuesto. La antítesis.
Querer tanto a alguien, que ese alguien te quiera tanto, y que sin embargo las cosas no salgan como se esperaba. Eso es difícil.
Reconozco que el que dejen de quererte puede ser una de las cosas más terribles que existen, pero tarde o temprano eso se acepta, se supera y hasta se olvida. Pero, ¿Qué se hace cuando a alguien que te quiere -y a quien vos también querés- debés decirle que así no se puede más? Eso es realmente destructivo. Porque nada malo pasó en el medio, simplemente no era el momento correcto para que estas dos personas se conocieran.

Aunque, ¿Saben qué es lo más difícil de todo? Haber cerrado la puerta, pero que la ventana haya quedado abierta. Sí, esa pequeña, secretísima esperanza. Esa que se debería negar, reprimir, atar con cadenas en el fondo del inconsciente, pero que a pesar de todo florece a cada momento. Pensar que puede volver a ser posible. Eso es lo difícil.

10 comentarios:

sofi dijo...

aghhh.. jodidisimo.

gastmun dijo...

Tene mucho cuidado con esa ventana, te hace sufrir el doble, produce idealizaciones y atormenta. Abrazo, cuidese.

Tom dijo...

Y el dia que conozcas otro? le vas a decir que dejaste a alguien pero no de amarlo?

heavy, yo que vos replanteo las cosas.

O seguis o lo borras 200% de tu vida.

Vicky dijo...

Muy jodido, eso me hace pensar en que la vida en realidad es una hija de mil putas, viví/vivo esa situación. lo peor es no ver el final de todo eso, y no saber hasta cuando va a ser así, es un gris, una media tinta, algo que no es ni bueno, ni malo, es neutro, lo neutro apesta!

Pol Martin dijo...

Como te entiendo con lo de la ventana....
Igual con el tiempo uno aprende a cerrarla, eso si, depende de uno mismo eso.
Es muy fácil decir "a la mierda todo", pero en realidad no se hace al toque eso, se necesita tiempo. Saludos!

la maga dijo...

uf...ayer ví "blue valentine" una peli que nos muestra que no importa cuanto amor haya, es 99% posble que una pareja se vaya a la mierda en cualquier momento" durísimo. Yo etuve en ambos lados, y si, lo más dificil es dejar en esas circunstancias.

maria pena dijo...

Un diálogo de la película "El encanto del herizo" me hizo tomar la decisión más triste de todas. Decirle basta a una relación apesar de que el corazón me explotaba de amor. La frase decía algo así "Podemos ser amigos, o cualquier cosa de usted desee" Yo dejé de apostar mi vida a él el día en que entendí que no podíamos elegir lo que queríamos ser...

Nat dijo...

Yo estuve una vez del otro lado. El que me dejó me quería, yo lo quería, pero en ese momento no daba para más. La tardé que nos juntamos a charlar y que me terminó dejando, él no podía parar de llorar. Me estaba dejando, yo estaba completamente destruida, y hubiese matado al primer transeúnte que hubiese visto con tal de seguir con él. Y no se me cayó una puta lagrima. Y él no paraba de llorar. Uno pensaría que debería ser al revés, no?
En cuanto a la ventanita.. Como decirlo? A ver, este chico me dejó en octubre del año pasado. En marzo volvimos, más crecidos, más maduros, con muchas cosas aprendidas, y mucho más felices que antes.

También puede pasar todo lo contrario, pero bueno, uno nunca sabe y ahí esta la (des)gracia del asunto.

Saludos!

Nat dijo...

Se me chanfleteó una tilde rebelde por ahí ¬¬

sofía dijo...

Realmente les doy las gracias a todos los que participaron comentando (o leyendo, ¿por qué no?) esta entrada. Aprecio mucho ese gesto de personas que no saben absolutamente nada de mí y que sin embargo se toman dos minutos en pensar algo y ponerlo por escrito acá.
Gracias a todos!