martes, 5 de julio de 2011

¡Qué amod!




Sin contar que le pifia un toque a la letra, esto es absolutamente genial. Le tengo una no sana envidia.

1 comentario:

Belén Glücklick dijo...

A la mierda! Creo que yo también le tengo una no sana envidia.