viernes, 1 de abril de 2011

Los viernes no pueden ser malos

- Me vino.
- Llamé a la zapatería para ver si tenían listo mi pedido luego de 15 largos días, y no. Se les mancharon las botitas así que las tuvieron que hacer de nuevo y tardarán una semana más.
- Debo doblar una montaña de ropa. Literal, hay dos pilas de ropa que, juntas, sobrepasan mi altura.
- Debo hacer orden en esta casa que es un quilombo.
- Curso de 8 a 10 de la noche.
- Tengo que esperar hasta el mediodía de mañana para poder verlo al Ministro.

Así que vamos a poner música bien fuerte y actitud positiva, que como mañana finalmente es sábado (¡y es feriado y no curso!), nada puede salir mal. NADA DEBERÍA SALIR MAL. NO.

4 comentarios:

J dijo...

Otra vez es nombrado! Me voy a convertir en Sherlock Holmes.

gastmun dijo...

esta todo peeeerfecto(¿lo queme?)

Jueves dijo...

Nada puede malir sal.

sofía dijo...

J: Busque, busque!

Gastmun: Se me complica escribir tu nombre jajaja. Para nada! No recuerdo porque fue un finde muy activo, pero de seguro estuvo genial.

Jueves: Claro que no.