miércoles, 3 de agosto de 2011

Secreto oscuro II

A la tierna edad de diez años vi mi primer película porno. ¿Vieron esos momentos que quedan grabados a fuego en la memoria de uno? Éste es uno de esos.
Estábamos de vacaciones de invierno en algún lugar y nos alojábamos en un hotel. En la habitación estábamos mi primo, un año menor que yo, mi tía, y quien escribe.
En la noche del suceso mi tía estaba dormida, por lo que empezamos a hacer zapping de manera infructuosa. Es evidente que a las doce de la noche sólo hay para elegir entre propagandas de sprayette, las recetas de la hermana bernarda o esas películas porno del año del orto. Como no podía ser de otra manera, nos terminamos topando con una de esas.
No recuerdo cómo fue el común acuerdo de dejar esa película, ¡por el amor de dios tenía diez años! Supongo que habrá sido una mirada que dejó en claro la decisión de manera implícita.
Ahí empezó el horror. Más que el horror, tendría que decir lo absurdo.
Era una película que seguía una trama, pero increíblemente cada dos minutos había alguien en pantalla teniendo sexo. Recuerdo vagamente unas imágenes: una pareja tenía sexo en el living de una habitación de un hotel, para luego ir al jacuzzi que estaba en el patio y empiezar a tener sexo de nuevo, mientras que la criada que iba a atenderlos se les unía alegremente. Inmediatamente después, alguien se ponía a contar una historia sobre una mujer que se había perdido en el bosque y que por pura suerte encontró una cabaña. Al entrar a la cabaña ve que en ella había un hombre y -aunque estuviese mojada y muerta de frío y miedo- se ponía a tener sexo con él porque sí.
De más está decir que nunca hubo un plano copado; Y que la depilación de la criada que se le unía a la pareja dejaba mucho que desear, tenía un bigotito negro y horrible.

6 comentarios:

Tom dijo...

Yo diría que para sumar un buen secreto oscuro te faltan al menos dos mas!

Vamos, tu puedes!

gastmun dijo...

Te estan metiendo tanta presión que vas a matar a alguien para que no te pidan más secretos. Cual cree que son los efectos de esa pelicula en su vida adulta?

Sofía dijo...

Jajajajaj me ha pasado muchas veces con zappings cuando chica, y siempre con alguna amiga de esas promiscuas y cochinas que , obvio que por inocente curiosidad me instaba a mirar
realmente no me acuerdo asi como vos el trama de alguna,pero si me acuerdo de la sensacion de hacer algo que parecia"prohibido"
que zapallas
saludos

sofía dijo...

Tom: ¡No me presiones! ¿En realidad me creés tan terriblemente oscura como para tener secretos acordes a los que vos deseás leer?

gastmun: Jajaja ¡Mo lo crea señor! Me encanta hablar de mi vida privada a gente totalmente ajena a mí. Y los efectos... no sé. ¿Ser levemente sexópata quizás?

Sofía: Inocente curiosidad... claro, CLARO

Peperina dijo...

Curiosidad: cómo se es "levemente sexópata"? Es interesante el concepto...

Cinty dijo...

Bueno, yo creo que la mia fue a esa edad también, más o menos, pero no la dejé toda, me dio asco y miedo que mis padres me vieran jaja