viernes, 14 de enero de 2011

Un insecto que odio, una galletita que me cabe y una que me molesta

Adhiero a la propuesta ignómana de parte de Al de escribir sobre los tópicos mencionados en el título; Y todos están invitados a hacer  lo mismo. En el link está la explicación, pero yo te la hago incluso más corta: escribí sobre un insecto que te da urticaria, sobre una galletita que bancás y sobre otra galletita que, valga la metáfora, no te tragás.


• Insecto que odio
Aunque todos estemos de acuerdo con que las cucarachas son los seres más grotescos, repugnantes y amedrentantes del reino animal todo, supongo que no se puede repetir con lo que se ejemplificó, así que elijo la araña. (Pensé en hacer un texto ensayístico comparando a los dos y determinando cuál me daba más asco, pero ya se iba a hacer muy largo).

Para empezar, informémonos sobre lo que son estos seres inmundos:

"Las arañas (orden Araneae) son el orden más numeroso de la clase Arachnida, lejanamente emparentadas con otros grupos de artrópodos, como los insectos, con los que no deben confundirse. El grupo está abundantemente representado en todos los continentes, excepto en la Antártida. Todas son depredadoras, generalmente solitarias, de pequeños animales. Tienen glándulas venenosas en los quelíceros, con las que paralizan a sus presas. Producen seda, llamada tela de araña o telaraña, que usan para tejer redes de caza, tapizar refugios e incluso hacerse llevar por el viento. Hasta la fecha se han descrito más de 38.000 especies, de las que sólo una docena son realmente peligrosas para los seres humanos."

Antes que nada, vayas a donde vayas, estos bichos de mierda van a estar. Y mientras más tropical sea la zona, olvidate, más grandes van a ser.
A diferencia de las cucarachas, que son siempre iguales, existen treina y ocho mil especies de arañas; Así que cuando pienses que ya te las sabías todas, no corazón, seguro algo peor va a aparecer. Y no debés dejarte engañar, aunque algunas parezcan amigables y hasta sonrían, tené en cuenta que son todas depredadoras, lo cual significa que cazan para comer.


 
¡holi!
En cuanto recoveco hay las hijas de tres mil putas hacen su nidito y ponen sus huevitos. Cuando era más joven solía apretar esas bolsitas con mis dedos índice y pulgar; Recordar eso me da arcadas. 
Quienes vivan en ciudades grandes seguro no han tenido que enfrentarse a un potencial soldado arácnido, pero a medida que el escenario donde uno vive se va poniendo más agreste, la cosa se complica. Recuerdo que en unas vacaciones hace muchos años atrás, cuando solía ser una infante que gustaba de trepar árboles, me topé con lo que llaman araña pollito. ¡Ay madre santa el cagaso que me pegué! La pisé y sentí el crack debajo de mis zapatillas, pero cuando levanté el pie saltó a atacarme, por lo que huí despavorida como alma que llevaba al diablo. 
 Bichos de mierda si los hay las arañas. Ah, y procurá que no te pique ninguna porque quizás termines así: 



• Una galletita que me cabe
Tortitas sabor frutos del bosque de Arcor. Sin lugar a dudas es una galletita superior. Es evidente que cuando esta galletita está presente en algún evento, las demás hacen cola para recibir una sutura de culo porque, simplemente, las tortitas les rompen el ojete a todas las demás existentes. 
Al no tener tapa, tienen el equilibrio perfecto entre masa y relleno; Y -a diferencia de otras- desde que las conocí hasta el día de hoy no se han hecho más pequeñas, ni tampoco menguado su excelente sabor. Además, no se escatima con la cantidad de unidades que vienen por paquete, lo que me hace sumamente feliz. Por ejemplo, en un paquete de melbas ¿cuántas galletitas vienen? entre 8 y 10, no más; En cambio un paquete de toritas parece durar eternamente.
Éxtasis sería la palabra para describir lo que siento cuando como estas galletitas; Y no hace falta aclarar que cada vez que me compro no las comparto, y me las como absolutamente todas.



• Una galletita que me molesta
Hay un sinfín de aberraciones galletitísticas, pero creo que las boca de dama son las peores. Típica galleta que queda hasta el final en los surtidos y que se termina tirando. Además de ser dueñas de la peor forma y consistencia existente, tampoco tienen rico gusto. Mas allá de que las galletitas de vainilla no son mis preferidas, por lo menos algunas zafan, como las Lincoln, pero las boca de dama son incomibles.

¿Me querés decir en qué carajo se parece a una boca?

5 comentarios:

Tom dijo...

Yo tengo una tarantula en casa y es mejor que un perro. No tiene olor, no ladra y no jode para nada. Que lastima tu odio hacia ellas.

Y no hay galletitas superiores a las merengadas/chocolinas, esas son únicas.

Coincidimos en la boca de dama, insipientes y aburridas, la tipica galletita que evitas del surtido bagley.

Al dijo...

Las cucas no son todas iguales! Me he topado con especímenes tremendos...

Las tortitas están bien, pero no tienen trayectoria.

Buena onda que te sumaste!

Al dijo...

Che, GANASTE!! Te mandé un mail al respecto...

Sabrina dijo...

nooo, la boca de dama es una de mis preferidas! y bañada en chocolates es un manjar!

Marco dijo...

Excelente! jajaj no puedo estar mas de acuerdo. Salvo que todavia no probe (dios se apiade de mi alma) las "tortitas", pero este post no ha sido mas que un llamado de atencion.
"La boca de dama se le haga un lado"