viernes, 2 de septiembre de 2011

¡Qué bueno que sea setiembre!

¡Qué bueno que sea setiembre! En setiembre me dan ganas de levantarme temprano los domingos y llevarles faturas a mis agüelos. Para ir a lo de mis agüelos tengo que tomar el coletivo que va por coletora, pero desde que una vez el coletivo se quedó sin nasta prefiero que me lleven mis papases. Realmente no da que pasen esas cosas en el transporte público, vistes. Son todos una manga de inectos.
A veces, cuando le llevo faturas ricas, mi agüela se copa y me hace arroz con almóndigas y de postre pastaflora. El domingo pasado hizo mondiolitas con ensalada rusa, pero como a mí las alverjas y la bayonesa no me gustan mucho, preferí pasar. Obvio que tomamos pecsi y asamos malvadiscos.
También me gusta que sea setiembre porque es el mes de la primavera, y como en primavera hace calor, uno no se enferma y por ende no tiene que ir al dotor. Lo malo es que, si te metés a una pileta y abrís los ojos debajo del agua, te podés terminar agarrando una infesión ótica como me pasó a mí. Me picaban mucho los ojos, pero recién al sétimo día, cuando ya tenía los ojos como dos bolitas de tergopol, me decidí y fui al dotor. Realmente daba ajco, así que después de mirarme el noticioso del mediodía, me lavé lo diente con dentrífico, me puse desorante y enfilé para el consultorio que quedaba al lado de la comisería. Lo pagué caro, porque además de ir al dotor, tuve que ir a la fermacia para comprar antiséticos ya que me refalé en la vereda y no quise que la herida se convirtiese en tamaña infesión.
Pero bueno, tengo suerte de haberme curado. Los voy dejando que me tengo que ir al girnasio (porque ando medio mal de la colugna vites). Agarro la botella de agua, la toballa para secarme la traspiración y me voy. ¡Uh! No recuerdo bien los horarios, así que espero que en la resesión del girnasio me den una calcamonía que los diga!
Deséenme suerte. ¡Besos!



Les quiero agradecer a El Piloto y a todos los que comentaron en la entrada del día de ayer de dicho blog por la inspiración infinita de dio lugar a este testo. Va dedicado a todos ustedes.

9 comentarios:

Ciudad Química dijo...

no sé bien por qué...

pero me hiciste acordar al hermanito de Mafalda: Guille.

jajaja

maria pena dijo...

Perdón Sofía que te corrija, pero no se dice "toballa" se dice "tualla". Hablá con corretamente, me queré!

Jueves dijo...

aaahh, cosas como esta hacen que me sienta bien por haber encontrado tu blog.

gastmun dijo...

Sentí un escalofrío en cada oración. No lo hagas más, sos mala

Sofía dijo...

Jajaá! a mi también me hiciste acordar a Guille!

Etienne dijo...

Malvaviscos?? WTF! Eso en Sudacaland no se consigue!!
Jajaja! Y bueno, si no puedes contra ellos...
Beso!

lola dijo...

el trasporte, habrás querido decir..

MaJo dijo...

jajajaja! se me rreditió el corazón!

sofía dijo...

Ciudad: Jajajaja pod qué deziz?

María: Me quedé dura como una estuatua por tu corresión!

Jueves: Oh qué reconfortante! Un placer hacerla feliz.

gast: JEJEJEJE

Zofía: ziii yo creo que puede zed

Etienne: Bueno, bueno, era para agregar parla che! no me retes jajaja

Lola: Cuánta razón, al final uno no habla bien un carajo. Un placer tenerte por acá lola

MaJo: OOOOOOH ¡REDETIDO! ¡Cómo puede haberme faltado esa palabra! ¡Un placer que leas majo!